19/06/2024

Definitivamente nos han robado los datos
D

Te puede interesar

Asúmelo: hemos perdido el control de nuestros datos personales y la probabilidad de que alguien suplante nuestra identidad es tan elevada que ahora todo se reduce a una cuestión de suerte.

El proceso acelerado de digitalización de la sociedad nos está obligando a asumir una serie de riesgos para los que, en muchos casos, no estamos preparados. Hoy las personas vivimos en un estado de total indefensión digital que nos ha llevado a un punto en el que, en caso de sufrir un incidente de seguridad o de vernos involucrados en un ciberdelito, en lugar de tratarnos como víctimas y contar con todo el amparo del sistema, nos vemos en la necesidad de demostrar nuestra inocencia peleando contra un modelo que delega en el usuario final toda la responsabilidad última de lo que sucede.

- Publicidad -

Seguro que todos conocemos de cerca algún caso de estafa, suplantación de identidad, robo de perfiles de RRSS… El caso más reciente que me contaron, y que me pareció surrealista, es el de una persona que al descargar el borrador del IRPF le aparecieron ganancias por valor de más de 10.000 € que tenían su origen en siete casas de apuestas online.

En el momento de escribir estas líneas, esta persona todavía sigue enredada con denuncias ante la Policía Nacional, reclamaciones en la Agencia Tributaria… y sin poder presentar la declaración de la renta de la manera correcta porque, simplemente, alguien robó sus datos, suplantó su identidad y lo ha metido en un lío del que le costará salir.

- Publicidad -

¿Nos hemos preguntado alguna vez a cuántas empresas comercios, amigos… le hemos dado alguna vez nuestros datos personales, incluido nuestro DNI escaneado? Bancos, supermercados para obtener una tarjeta de fidelización, comercios para acceder a una promoción, inscripciones en carreras populares, taquillas online para comprar unas entradas, la inscripción del gimnasio, líneas aéreas… y así, una lista interminable que promete no dejar de crecer.

Es decir, nuestros datos están en manos de terceros que serán, o ya han sido, víctimas de un ciberataque que les robará toda la información de la empresa, incluido los datos de sus clientes, o lo que es lo mismo, nuestros datos. Uno de los ejemplos más flagrantes que hemos vivido hace apenas unos meses fue el ciberataque de Air Europa que obligó a la cancelación de miles de tarjetas de crédito.

- Publicidad -

Conseguir nuestros datos personales es tan fácil que, si lo pensamos dos veces, solo dan ganas de apagar el ordenador y volver a la casilla de salida. Pero la realidad se impone y resulta del todo imposible dar marcha atrás a este proceso de digitalización que, para ser justos, ha traído muchas más luces que sombras.

Así que no queda otra que coger el toro por los cuernos, hacer frente al problema y ponernos en marcha para resolver esta situación que, a todos, se nos ha ido de las manos. Si no buscamos la manera de garantizar que nadie puede suplantar nuestra identidad se terminará creando un clima de desconfianza generalizada que puede llegar a comprometer el desarrollo de la economía digital.

Ya estamos llegando tarde y va siendo hora de poner a las personas en el centro de la digitalización y empezar a hacer bien las cosas si de verdad queremos llegar lejos.

- Advertisement -

Más noticias

Economía Azul: Canarias inaugura el gran evento marítimo internacional Maritime Week Las Palmas

El director ejecutivo y fundador de Petrospot Ltd., Llewellyn Bankes-Hughes, inauguró la primera jornada de la segunda edición de...

Más noticias