16/04/2024

Digitalizando el sector de la Construcción
D

Te puede interesar

En esto de la digitalización cada sector económico está llamado a recorrer su propia travesía del desierto. Y es que, aunque existen pautas que pueden servir de manera general para afrontar este proceso de transformación, al final resulta que esto no va de café para todos y cada vertical deberá encontrar su propia fórmula a medida que le permita transitar el camino hacia el modelo que mejor le encaje.

Desde luego no es una tarea sencilla, ni mucho menos. Cuando nos adentramos en caminos desconocidos resulta muy fácil perderse e incluso, aquellos que piensen que han completado su proceso de digitalización con éxito puede que al llegar a la meta, se den cuenta que no están en el punto que esperaban y deban hacer un replanteo de la estrategia que les devuelva a la casilla de salida. Pero la realidad es que no nos queda otra que afrontar el cambio, y a luz de los hechos, todas las empresas así lo han entendido, aunque es cierto que cada sector ha interpretado la partitura de manera diferente.

- Publicidad -

 Por ejemplo, la banca se ha lanzado a una digitalización disruptiva sin importarle los daños colaterales que pudieran aparecer, que ciertamente han sido muchos. Esta apuesta por la digitalización se ve claramente en las cifras que maneja, pues de hecho, es el sector que más invierte en IT con un 7,6% sobre los ingresos. Otros sectores, como el turístico, siguen bregando en la búsqueda de la fórmula perfecta para su digitalización que, por lo pronto, no termina de encontrar.

Todos coinciden en la necesidad de digitalizar el destino, un mantra que todavía no han conseguido llevar a la práctica y hacerlo visible en la cuenta de resultados. Pero centrémonos en el sector de la construcción que, según los últimos datos disponibles, es el que menos invierte en IT con una cifra que ronda el 1,9% sobre sus ingresos. Sobra decir la importancia que este sector tiene dentro de nuestro modelo económico y lo vital que resulta para el PBI del país que la Construcción se sume al carro de la digitalización y lidere la recuperación que tanto ansiamos. Como siempre son muchas las expectativas que despierta todo lo que rodea a la digitalización y este caso no podía ser una excepción.

- Publicidad -

 El binomio digitalización y construcción da mucho juego y abre un camino que, de no gestionarse bien, puede venir acompañado de una gran dosis de frustración. Así que conviene hacer las cosas con fundamento para que la transformación digital del sector sea todo un éxito y no deje muertos por el camino. Es tan grande la tarea que tenemos por delante y tan amplio el margen de mejora, que resulta muy fácil equivocarse solo por el hecho de intentar coger atajos para alcanzar la consecución de metas cortoplacistas que permitan llenar titulares de periódicos o maquillar algunos indicadores sectoriales. Así que, aunque corramos el riesgo de hacer un ejercicio de simplicidad que pueda parecer inocuo, vamos a intentar identificar algunas ideas que nos ayuden a saber que las acciones que estamos tomando en nuestras empresas van por el camino correcto.

El objetivo final, y esto vale como pauta general, no puede ser otro que digitalizar todo el proceso de la construcción y aportar valor en cada uno de los pasos. Dicho de una manera sencilla: desde que el arquitecto tiene en su cabeza la primera idea hasta que el cliente recoge la obra, la tecnología debe ser un elemento transversal, transparente y facilitador. En este sentido encontramos algunas líneas estratégicas a las que conviene pegarse. La primera pasa por adoptar definitivamente la tecnología BIM como estándar del sector.

- Publicidad -

 Esta filosofía no es nueva en los procesos de digitalización y se viene usando desde hace muchísimo tiempo, de hecho hay un término que la define: WYSIWYG, el acrónimo de ‘What You See Is What You Get’. El ejemplo más claro de la aplicación de esta técnica lo encontramos en los procesadores de texto: lo que ves en la pantalla de tu ordenador es lo que sale por la impresora. Si lo llevamos al mundo de la construcción, lo que ves en tu monitor corresponde con la obra que te vamos a entregar dentro de unos meses. Mientras más detalles le demos al modelo digital, le será más fácil al cliente hacerse una idea de lo que está comprando. Detrás de esta filosofía de lo que ves es lo que tendrás, hay muchísima tecnología que tendremos que incorporar a nuestro negocio, como por ejemplo, herramientas de realidad virtual o de realidad aumentada.

Por otro lado, los que conocen bien el sector saben que no son pocas las veces que una obra arranca con números rojos y toca remar para sacarle un beneficio que justifique el atrevimiento que supone aceptar un proyecto que, sobre el papel, va a dar pérdidas. En este sentido, todo lo que tenga que ver con el análisis de datos será bienvenido. Pensar en BI (Business Intelligence), en IA (Inteligencia Artificial) o incluso en el Big Data como herramientas de ayuda para remar la obra será todo un acierto.

Y como tercera línea estratégica, y en coherencia con la premisa inicial, habrá que llevar la digitalización a pie de obra. Conseguir acercar los 1 y 0 hasta el lugar de ejecución aportará un valor que se verá reflejado directamente en la cuenta de resultados. Mientras más acerquemos la digitalización a la obra mayor será el impacto final de la tecnología. Pensemos, por ejemplo, en utilizar la firma electrónica para recepcionar material, digitalizar la documentación que acompaña a la obra, disponer de toda la información en tiempo real en la caseta del jefe de obra para agilizar la toma de decisiones o incluso en utilizar impresión 3D en hormigón. Cada empresa lo hará dentro de sus posibilidades y a su ritmo, pero siempre con la idea de digitalizar al máximo todo el proceso.

 Estas son algunas pinceladas muy básicas del enorme reto que supone la digitalización del sector de la construcción. Conviene recordar que en este proceso de cambio es importante no dejar a nadie atrás y tener mucho cuidado con los problemas que puedan venir de la mano de la brecha digital que, en el caso que nos ocupa, es una amenaza muy cierta. Las piezas están bien colocadas, el sector transmite ilusión y ganas para dar el salto y cruzar el puente de la transformación digital que, seguro, abrirá nuevas oportunidades y traerá muchas alegrías.

Jorge Alonso, CIO de Velorcios Group

- Advertisement -

Más noticias

MicroBank contribuye a la creación de 1.679 empleos directos en 2023 en Canarias a través del apoyo a emprendedores

MicroBank, el banco social de CaixaBank, ha contribuido a la creación de 1.679 puestos de trabajo directos en Canarias...

Más noticias