26/05/2024

Infraestructuras y turismo
I

Te puede interesar

Esta que pueden leer a continuación sería la definición de infraestructura: conjunto de todos los sistemas y servicios básicos que un país u organización puede necesitar para funcionar correctamente. Y ahora para contextualizar vamos a describir lo que sería infraestructura turística: es la dotación de bienes y servicios básicos con que cuenta un país o territorio, que contribuyen al uso y/o permiten el acceso a los atractivos o destinos turísticos.

Si analizamos ambas definiciones de infraestructuras, la general y la turística, podríamos convenir que en nuestra tierra las cosas funcionan relativamente bien según se mire, por ejemplo a nivel de servicios básicos, el abastecimiento de suministros energéticos es eficiente, a nivel de seguridad, sanidad y educación podemos y debemos mejorar pero se cumplen los estándares de las poblaciones desarrolladas, tenemos aeropuertos y puertos con funcionamientos y saber hacer al más alto nivel, pero hay varios elementos de otros servicios básicos que no están funcionando como debieran y que de cronificarse podrían hacer que nuestra tierra como destino turístico y como lugar para vivir perdiesen atractivo con el consiguiente empobrecimiento a todos los niveles.

- Publicidad -

Porque enumerando las principales infraestructuras turísticas que serían las telecomunicaciones o el equipamiento urbano salimos bien parados, así como las rutas de acceso a nuestro archipiélago a buen seguro aprueban con buena nota, pero si ya entrásemos no en el estado físico de nuestras carreteras y autopistas, sino en su masificación y en el tiempo que se tarda en llegar de un punto a otro en el interior de cualquiera de nuestras islas y el malestar e ineficacias que esto genera probablemente no llegaríamos ni al aprobado raspado.

Si partimos de la base de que las infraestructuras influyen de manera directa en la percepción que se tiene de nuestro producto turístico como destino, al tiempo que satisfacen las necesidades de la población residente, sumado también a lo que es muy importante para el sector, y es que la calidad de vida en nuestras islas hagan el destino un lugar atractivo para atraer talento y que escojan así trabajar en nuestro archipiélago los mejores profesionales, con todo lo positivo que ello tiene, deberemos mejorar esta saturación de tráfico que trae de cabeza a la población residente de manera continua y a los turistas que nos visitan durante su estancia entre nosotros, porque ya esto viene de largo pero se ha agravado de manera significativa en los últimos años con gobiernos de todo signo político.

- Publicidad -

Cuestión aparte y digna de mención sería el apartado de la vivienda y que tantos problemas está causando a la hora de captar y retener a buenos profesionales turísticos, que ven imposible en muchos casos el aceptar ofertas de trabajo por atractivas y bien pagadas que estén ante la escalada de los precios del alquiler que hacen inviable el plantearse el desarrollo profesional y personal de sus vidas entre nosotros. Este punto lastra profundamente nuestro crecimiento económico futuro porque si el desarrollo y crecimiento turístico depende entre muchos factores de cuestiones como el crecimiento y la consolidación económica o la calidad de vida de los habitantes, que nos digan como vamos a crecer económicamente cuando no somos capaces de garantizar que se puedan alquilar viviendas dignas por parte de los mejores profesionales cerca de las zonas turísticas, o como vamos a tener unos estándares de calidad de vida de primer orden para retener a este capital humano que permita consolidar y mantener en el tiempo nuestro crecimiento económico sin vivienda, pero también sin unos desplazamientos diarios medianamente apacibles. Sin olvidar otros contratiempos que se están padeciendo en las zonas turísticas como que no hayan suficientes taxis en algunos de nuestros aeropuertos o que algunas líneas de guagua vayan saturadas de pasajeros, cuestiones las cuales afectan tanto a turistas como a residentes.

A buen seguro que cualquier ciudadano o turista que ha padecido y padece estas carencias que merman la calidad de vida en nuestra tierra, interpelaría a nuestros gobernantes a priorizar estas cuestiones, porque primero van las cuestiones más básicas que garantizan un desarrollo sostenido y creciente en lo económico, y por ende en lo social, y a partir de ahí podremos mejorar el resto, ya que habrá que llegar en hora a buenos colegios sin necesidad de salir dos horas antes de casa, o que las ambulancias y servicios de emergencia transiten las carreteras en el menor tiempo posible para asegurar que cualquier paciente llegue a tiempo al centro hospitalario. Y se me ocurren muchos ejemplos más de porque la mejora en carreteras y en vivienda tienen que ponerse como prioridad en la agenda política para resolverse cuanto antes, y que no lleguemos tarde a evitar que estas cuestiones formen parte de la imagen que se tenga de nuestra tierra o de Canarias como destino turístico.

- Advertisement -

Más noticias

#NoEsUtopía, el documental por un modelo migratorio digno

¿Es posible otra forma de migrar? La pregunta es el punto de partida del documental #NoEsUtopía, que recoge las...

Más noticias