19/06/2024

José Carlos del Castillo: “Garantizar
un buen trato humanizado y una alta calidad científico-técnica, es la principal función de la dirección médica de un hospital de San Juan de Dios”
J

Te puede interesar

“La tecnología va a permitir asimilar que una persona ensucasayun profesional en su consulta puedan encontrarse en un mismo espacio tecnológico”

Como Director Médico del Hospital San Juan de Dios, ¿qué balance hace de estos últimos meses?

Los últimos meses han sido el reflejo de la continuidad de la recuperación tras la pandemia que hemos vivido. A lo largo del año 2022 se produjo una recuperación de toda la actividad, no solo en nuestro hospital, sino en general en el sistema sanitario. Las dificultades que generó la pandemia para la realización de pruebas complementarias, consultas e intervenciones quirúrgicas se está reflejando en el aumento de personas que demandan asistencia sanitaria.

- Publicidad -

En ese sentido, desde el Hospital San Juan de Dios intentamos dar una respuesta a esas necesidades que tiene la población, incrementando nuestros recursos asistenciales y trabajando para que sea una asistencia lo más accesible posible. En resumen, se ha incrementado la actividad en todas las áreas del hospital, incluyendo hospitalización, consulta, pruebas complementarias, rehabilitación, quirófanos y urgencias.

Ante la alta demanda que existe en el sistema sanitario, ¿estamos ante una sobrecarga de trabajo?

- Publicidad -

Si por sobrecarga de trabajo se entiende que tenemos a muchas personas que requieren de nuestra asistencia, sí. Nosotros intentamos que el trabajo del día a día de los profesionales esté organizado de manera que se pueda dar una buena respuesta a las necesidades de cada persona, sin que la alta demanda afecte a la calidad de la asistencia.

¿Cuáles son las prioridades del centro en estos momentos?

- Publicidad -

En nuestro hospital, como en toda la asistencia sanitaria, se ha producido un claro cambio. La mayor parte de la actividad ya no se hace desde el régimen de hospitalización, sino mediante un modelo de asistencia que permita a la persona ser atendida y volver a casa. Esto ocurre, además de en las consultas y en las pruebas complementarias donde es más obvio, en las intervenciones quirúrgicas. Nuestro hospital tiene el Índice de Resolución de Cirugías Sin Ingreso por encima del 93%, lo que significa que de cada 100 cirugías que podrían hacerse sin ingresar, nosotros hacemos al menos 93, un índice francamente alto, teniendo en cuenta que hay personas que por vivir solas o muy lejos del hospital, no son candidatas a ello. Aparte de la actividad quirúrgica, el hospital ha fortalecido el área de atención a urgencias y pacientes críticos, las pruebas de diagnóstico por imagen y también hemos abierto un nuevo servicio de salud mental, manteniendo otras áreas como las consultas externas y unidades como la de tratamiento a personas con obesidad y problemas metabólicos y cardiovasculares.

Incidiendo en su cargo, ¿cuál es la función principal que desempeña el Director Médico de un hospital?

Del Director Médico de un hospital se espera que asuma la responsabilidad de controlar toda la asistencia médica que se presta en el hospital.

Más allá de eso, quien asuma esta responsabilidad, lo que está haciendo la mayor parte de su tiempo es gestionar personas. El Director Médico no es quien debe saber lo que se haga en concreto con cada persona atendida en cada una de las áreas del hospital, pero sí que tiene que trabajar para que todos los profesionales cuenten con los recursos necesarios, que trabajen de la manera correcta y que no se pierda nunca de vista los valores de nuestra organización. Valores que se centran en la calidad, la responsabilidad (legal y ética), la espiritualidad (entendida como sensación de trascendencia de las personas cuando enferman) y el respeto. Para nosotros es de suma importancia velar por el respeto a la dignidad de la persona que atendemos, de su entorno familiar, pero también el respeto que nos debemos unos profesionales a otros, de manera que generemos un entorno de trabajo agradable, porque eso, indudablemente se traduce en una mejor asistencia a las personas. Nuestro valor principal, que aglutina a los otros cuatro, es el de la hospitalidad y velar por su cumplimiento (aunando el buen trato humanizado junto con la alta calidad científico técnica) es la principal función de la Dirección Médica.

¿Cuenta el Hospital San Juan de Dios con un equipo tecnológico de última generación?

Sí. Los hospitales hoy en día son como “máquinas devoradoras de tecnología”. La asistencia sanitaria siempre quiere estar a la vanguardia de lo que la tecnología puede ofrecer y eso no es fácil, porque la tecnología sanitaria es enormemente costosa y compleja de mantener. Cualquier dispositivo que tenemos en el hospital lleva un mantenimiento continuo que garantiza que la asistencia que realizamos es óptima en calidad y en seguridad.

Se intenta mantener de forma actualizada y plenamente vigente todo el equipamiento, por lo que lo cambiamos, no cuando está estropeado, sino antes de que se estropee. Podemos decir con orgullo que nuestro hospital cuenta con una alta dotación tecnológica.

¿Cómo ve el futuro de la asistencia sanitaria?

Aquí hay un debate muy importante. El mundo sanitario global está inmerso en una época post pandemia, donde todo lo que no se hizo durante los años 2020-21 se ha acumulado, por lo que hay actualmente una gran sobrecarga en el sistema sanitario, especialmente en el sistema sanitario público. Los centros privados, tengamos o no, (que nosotros sí tenemos) concierto con la sanidad pública, intentamos también dar respuesta a las necesidades de la población que en muchas ocasiones acude a nosotros porque no encuentra otro recurso que les atienda pronto.

Por lo tanto, el sistema sanitario ahora mismo está en una situación en la que necesita ser repensado y estamos convencidos que se debe mejorar la coordinación e integración de funciones entre la sanidad pública y los centros privados. A la población le interesa que se le atienda bien, y que esa asistencia sea financiada por el sistema público. De esta forma, es sanidad pública tanto si se le atiende en un centro privado o público. Lo que como ciudadanos debemos exigir es calidad (y humanidad) en la prestación y transparencia en la gestión.

¿Cree que la irrupción de la vídeo-consulta, acelerada por la pandemia, ha llegado para quedarse?

La vídeo-consulta existía antes de la pandemia y en el sistema sanitario existen dos modelos. Hay una vídeo-consulta que hemos trabajado mucho, donde un profesional colabora con otro profesional, y la persona atendida o no está presente, o lo está acompañada de otro profesional. Este es un modelo de vídeo-consulta que ha existido en nuestro entorno desde hace más de 20 años.

Y hay otro modelo, que fue el que más se puso en boga durante la pandemia, que es la vídeo-consulta en la que una persona consulta directamente con un profesional. También hay mucha experiencia en ello y tenemos claro que hay momentos para hacerlo y momentos en los que no tiene sentido su utilización.

Esto es lo que ocurre en 2023, donde ya hay muchas experiencias de uso y la consulta no presencial (como prefiero llamarlas) se está generalizando en muchas partes del sistema sanitario, público y privado. El reto a futuro va a ser muy diferente. Estamos entrando en entornos donde la simulación de la asistencia y la virtualizacion de los espacios va a ir cada vez a más. No digo que vayamos a mover toda la asistencia al ámbito del metaverso, pero indudablemente, la tecnología va a permitir asimilar que una persona en su casa y un profesional en su consulta puedan encontrarse en un mismo espacio tecnológico, lo que va a ser que cambien las cosas. Hoy en día tan solo está comenzando, pero seguramente se consolidará y generará una actividad muchísimo mayor de la que existe hoy. A parte, considero que existirá un cambio generacional donde las personas que a día de hoy estamos acostumbradas a tener una asistencia en la que “además de vernos podamos tocarnos”, conviviremos con nuevas generaciones mucho más acostumbradas a vivir en entornos virtuales. Yo soy incapaz de predecir lo que pasará dentro de tres décadas, pero hoy en día creo que vamos a seguir, para aquellas cosas importantes, demandando la proximidad física entre persona demandante y su médico.

- Advertisement -

Más noticias

Economía Azul: Canarias inaugura el gran evento marítimo internacional Maritime Week Las Palmas

El director ejecutivo y fundador de Petrospot Ltd., Llewellyn Bankes-Hughes, inauguró la primera jornada de la segunda edición de...

Más noticias