24/05/2024

JSP y Los Compadres subastan sus últimos bienes en Canarias para completar sus procesos de liquidación
J

Te puede interesar

Las dos compañías alimentarias, con más de medio siglo de historia, se encuentran en concurso de acreedores desde 2021 y 2020, respectivamente

Naves industriales, locales comerciales, muelles portuarios, oficinas y otros inmuebles forman parte del patrimonio a la venta de estas empresas

Los concursos de acreedores aumentaron un 6,5% en Canarias en el último año, aunque en la provincia de Santa Cruz de Tenerife lograron reducirse

Dos de las compañías alimentarias más importantes de Canarias dan sus últimos pasos previos a la liquidación con la subasta de todos sus bienes. Se trata de la láctea JSP y la panadería Los Compadres. Dos negocios familiares con más de medio siglo de historia inmersos en sendos procesos concursales que han llevado a ambos a vender posesiones por varias islas antes de desaparecer. En concreto, JSP subasta hasta el 8 de junio dos naves industriales en Candelaria y otra en Las Palmas, además de dos muelles en el puerto de Lanzarote. Por su parte, Los Compadres, que ya subastó sus activos muebles en el mes de marzo, subasta ahora en una segunda ronda los bienes inmuebles de manera escalonada entre el 9 de junio y el 11 de julio. Todas estas subastas están abiertas tanto a particulares como a profesionales en la página web de Subastas Trademat (www.subastastrademat.com).

Fundada en 1964 por José Sánchez Peñate, JSP era una de las empresas alimentarias más extendidas por toda Canarias. Dedicada principalmente a los productos lácteos bajo las marcas Celgán y Millac, y a los cafés, infusiones y envasados cárnicos bajo las siglas JSP, la compañía estaba presente en más de 7.000 puntos de venta y elaboraba también productos de marca blanca para diferentes supermercados. JSP llegó a contar con más de un millar de trabajadores entre Gran Canaria y Tenerife, y tenía delegaciones en Sevilla y Madrid. Ahora subasta sus dos naves en Candelaria, en las que fabricaba productos lácteos, y otra en Las Palmas, dedicada al café y productos de panadería. A la subasta se unen dos muelles en Lanzarote, propiedad de la compañía.

- Publicidad -

Tras años de bonanza en los que JSP llegó a facturar 125 millones de euros en 2008, acumuló sucesivos ejercicios con pérdidas económicas e intentos de rescate, lo que llevó a la compañía a entrar en concurso de acreedores en 2021. En junio de 2022, con la producción casi parada y su presencia en el mercado reducida prácticamente a cero, se trató sin éxito de buscar un comprador para las unidades productivas de la compañía, con el objetivo de mantener el mayor número de puestos de trabajo.

Pionera en la venta de pan de molde

- Publicidad -

Los Compadres, constituida en 1966 por Arturo Alfonso, inició su liquidación en 2021. Para esta panificadora, pionera en la venta de pan de molde, los problemas comenzaron tras la muerte de su fundador en 2010. El patrimonio de 21 millones de euros con los que contaba la compañía se fue vendiendo para pagar las nóminas, una situación que sólo pudo mantenerse hasta 2019, cuando la empresa terminó entrando en insolvencia. Con parte de la plantilla en huelga por la acumulación de meses sin cobrar, se intentó buscar liquidez con la venta de la nave principal a inicios de 2020, pero la llegada de la pandemia terminó por paralizar totalmente la actividad y frustró todas las negociaciones.

Tras un intento infructuoso de venta en globo de todos sus bienes y de la venta por separado de los bienes muebles, la compañía subasta ahora sus inmuebles en Canarias. En Tenerife se ofertan un chalé, un garaje, un apartamento, una oficina, un local, un solar, una nave industrial y una concesión en el puerto de Los Gigantes. Otro local en Fuerteventura también está disponible para admitir pujas. Además, la propia marca comercial de Los Compadres también se encuentra entre los artículos ofertados.

- Publicidad -

Concursos en Canarias

Los concursos de acreedores aumentaron en Canarias un 6,5% en 2022 con respecto al año anterior, lo que sitúa al archipiélago como la segunda comunidad con la subida más leve, sólo una décima más que Baleares. Son las dos regiones de España donde menos aumentaron los concursos, ya que de manera generalizada todas las comunidades registraron subidas el año pasado, en mayor o menor medida. De media, en el conjunto de España los concursos de acreedores crecieron un 19,8% en 2022. En concreto, en Canarias se produjeron 445 solicitudes de concurso el año pasado frente a las 418 anotadas en 2021, según los datos del Colegio de Registradores de España.

En la provincia de Las Palmas la subida fue cercana a la media nacional, del 19,3%, pero sin embargo en Santa Cruz de Tenerife las solicitudes concursales descendieron un 14,5%. “El fin de la moratoria concursal, la devolución de los créditos ICO, la entrada en vigor de la reforma de la Ley Concursal y el contexto de incertidumbre económica e inflación han provocado un aumento generalizado de los concursos, aunque provincias como Santa Cruz de Tenerife han logrado resistir a estas circunstancias adversas”, señala el director y cofundador de Subastas Trademat, Luis María Arnaiz.

Trademat, experiencia en subastas

Trademat nació el año 2008 con el objetivo de facilitar las liquidaciones concursales y evitar esta carga de trabajo a las compañías inmersas en el proceso, ayudando a los abogados y administradores a solucionar las ventas de los activos. Especializada en la venta de bienes procedentes de concursos de acreedores, por su experiencia es también un referente en subastas de todo tipo.

- Advertisement -

Más noticias

Fernando González: “El principal desafío de nuestro mercado pasa por una renovación del parque automovilístico”

¿Podría compartir con nosotros la trayectoria y la historia de Grupo ARI como grupo empresarial familiar con presencia en...

Más noticias