21/06/2024

La demonización del empresariado
L

Te puede interesar

Los empresarios solo quieren enriquecerse a costa de los trabajadores”, “todos los empresarios son unos explotadores”, “los empresarios no trabajan”… No cabe duda de que estas son unas de las expresiones más repetidas cuando se opina acerca de aquellos que trabajan por cuenta propia.

La figura del empresario, a ojos de la sociedad, se ha degradado los últimos años para posicionarse como el reflejo de un ser malvado y capitalista cuyo patrón de actuación se basa en la explotación y la imposición de malas condiciones laborales en sus trabajadores. Por supuesto, una cuenta llena de ceros no podía faltar en esta proyección. En resumen: salarios estratosféricos, meses de vacaciones y explotación de los trabajadores. Pero, ¿realmente es así?

- Publicidad -

Datos sacados del Ministerio de Industria en el mes de abril de este año reflejan que el 99% de las empresas de nuestro país son PYMEs, y un 93,4 son precisamente microempresas, es decir, tienen menos de 10 trabajadores. Además, muchas de esas pequeñas y medianas empresas no tienen trabajadores asalariados, por lo tanto, el empresario medio de España no es Amancio Ortega ni Juan Roig. El empresario medio tiene una frutería, una agencia de marketing o un taller de mecánica.

Las otra preguntas son: ¿llega ese pequeño empresario o autónomo a fin de mes? ¿Cobra por arriba del SMI? o incluso, ¿cobra un sueldo todos los meses? La respuesta, en muchos casos, es un no rotundo.

- Publicidad -

Por desgracia, el poder adquisitivo de muchos de aquellos que se deciden a emprender se ha visto reducido considerablemente los últimos años tras la pandemia y, especialmente, los últimos meses con la subida de los carburantes, la electricidad y los precios en general. Les aseguro que muchos autónomos viven con menos de 800 euros, y no hablamos solo de autónomos, sino de empresas a las que les está suponiendo un verdadero esfuerzo titánico pagar a proveedores y asumir los elevados costes salariales, pues conviene recordar que el salario neto que recibe un empleado dista mucho de la cifra real que supone a la empresa.

Esta triste historia es la que no le han contado a la sociedad. Al ciudadano se le ha hecho ver al empresario como un villano de Marvel, no como aquel que genera empleo. Porque sí, aunque lo olvidemos, las empresas son las que generan empleo y riqueza, son las que tienen capacidad de crear puestos de trabajo, son las que pagan impuestos para que muchos de nuestros servicios públicos funcionen correctamente. También son las que crean avances tecnológicos, las que transportan la mercancía, las que crean conocimiento y las que nos proveen de alimentos. ¿Cómo pretenden las administraciones que existan cada vez más emprendedores que contribuyan a hacer crecer nuestro país si lo único que se proyecta es una imagen negativa? Es necesario recordar que un país que tiene más funcionarios que trabajadores en el sector privado no es sostenible, las cuentas no salen.

- Publicidad -

¿Debemos mejorar las condiciones laborales de los trabajadores? Sí. ¿Debemos dotar de mayor protección a los empleados? Sí. Pero todas estas políticas deben surgir de la administración y deben ir acompañadas de una protección también de autónomos y empresarios, de una estrategia de permita la supervivencia de las compañías, de unas medidas que permitan seguir progresando y creciendo en paralelo a las compañías y a los empleados.

Asfixiar y demonizar a aquellos que generan empleo y pagan impuestos nunca fue la mejor estrategia.

- Advertisement -

Más noticias

Empresas de la península ibérica visitan Canarias, atraídas por las ventajas que ofrece el archipiélago para el desarrollo de sus negocios

El Gobierno de Canarias, a través Proexca y bajo la marca Canary Islands Hub, viene organizando desde el año...

Más noticias