23/07/2024

Los leales
<

Confieso ante ustedes que soy humano y esto, a veces, hace que no sea una persona justa. Me equivoco, me dejo llevar por mis emociones y en ocasiones, por supuesto sin el objetivo de hacer daño a nadie, cometo errores de los que no me siento orgulloso. Lo bueno de esto es que no me […]

Te puede interesar

Confieso ante ustedes que soy humano y esto, a veces, hace que no sea una persona justa. Me equivoco, me dejo llevar por mis emociones y en ocasiones, por supuesto sin el objetivo de hacer daño a nadie, cometo errores de los que no me siento orgulloso.

Lo bueno de esto es que no me duelen prendas en reconocerlo, y si fuese necesario, repararlo más allá de un simple perdón. Creo que eso diferencia a las buenas personas de las malas, en sus acciones, sobre todo cuando estas te suponen un rato incómodo y una cara, como decimos en Canarias, colorá.

- Publicidad -

Como ya sabes, si es que me lees habitualmente, mis artículos pretenden que reflexionemos de manera conjunta sobre el mundo de la empresa, y de esto sin duda es de lo que quiero que hablemos hoy. Pensemos en nuestras acciones, en las personas que nos rodean en el día a día y en si estamos, de alguna manera, aprendiendo lo suficiente de cada momento vivido para crear un mundo mejor, una empresa mejor, una sociedad mejor, ¿me acompañas?

El valor de la esencia

- Publicidad -

En la vida diría que soy una persona resultadista, que trabaja de manera incansable para que las cosas sucedan y en el camino no me estreso con los pormenores. Sin embargo, hace un tiempo que me di cuenta de que tener este mapa mental, hacía que mis juicios de valor sobre la gente que me acompañaban por la vida eran demasiado críticos. Hubo un tiempo, que pensaba que las personas valían por sus capacidades, y que lo demás poco importaba…tremendo error.

En mi aventura sobre desarrollo personal he hecho muchas revisiones sobre mis creencias. Muchas sobre política, sobre religión, y sobre todo y lo que más me ha fascinado, sobre la forma en la que nos relacionamos los seres humanos. En esta última me di cuenta de que hay mucha gente bonita, con una esencia sana y transparente que aporta a tu vida luz, y que no precisamente tiene que tener ninguna capacidad concreta más allá de una relación sincera.

- Publicidad -

Las personas como yo, con carácter y luchadoras, tendemos a pesar de que todo el mundo tiene que hacer las cosas como nosotros, y esta es una de las primeras reflexiones que comparto contigo hoy. A todos ustedes que suelen leer este periódico les recomiendo, que abran los ojos y valoren lo más importante que tiene la gente que les rodea, ¿ya sabes de que te hablo? Pues eso, valora su esencia.

La vicepresidenta

Si no sabes quién es Sheila Trujillo hoy te la quiero presentar. Fue la primera mujer presidenta de una organización joven empresarial en Canarias, una persona inteligente que se dedica a la internacionalización de empresas canarias, entre otras cosas, y que sin duda es un ejemplo de trabajo, templanza y disciplina. Seguro que piensas que digo esto porque es mi amiga, que seguro que algo de sesgo tengo. Pero créeme si te digo que su talento para hacer que las cosas sucedan me fascina.

Hoy Sheila es la vicepresidenta de AJE regional, con una responsabilidad estratégica enorme. Su talante y conocimiento hacen que le haya pedido que dé un paso al frente en asuntos que para mí son de vital importancia.

La figura de Sheila, a lo largo de los años, ha sido clave para la construcción de un proyecto de AJE Canarias solvente. Y a pesar de que no siempre hemos estado de acuerdo, al final de la orilla, cuando llega el atardecer, nos sentamos y nos reímos juntos. Qué suerte la mía.

El presidente

Otra de las increíbles personas a las que admiro y que no puedes no conocer es Aníbal Pérez, recientemente nombrado presidente de AJE Tenerife tras el upgrade de Sheila.

Una persona sensible y capaz de conectar con cualquier ser vivo que tiene cerca, este es sin duda su mejor talento. Constructor, no solo de obras sino de sueños, es otra de las grandes personas que tengo la suerte de tener en mi haber.

Aníbal es capaz de mirarte a los ojos y encontrar en ti una parte buena y positiva, y aunque a veces quiere hacerse el duro, es una buena persona, de esas transparentes que sin duda necesita Canarias para devolver la esperanza a su juventud.

Él es un amigo con el que se puede contar, un halo de luz para los tiempos que corren, él es… el presidente.

Los vecinos

Hablando de gente leal, no he querido olvidarme de los increíbles seres humanos que me acompañan en la tierra que me vio nacer, María, Pablo, Pedro o Aday, entre otros tantos. AJE ha tenido mucha suerte de unirnos más allá de un proyecto precioso, de unirnos para risas, para llantos, para cafés y para copas.

Da igual el mar que nos separe, porque seguimos remando todos en la misma dirección, que es lo que hace que AJE Canarias sea tan grande, y lo que a ellos les hace enormes. Unir a canariones y chicharreros no es tarea fácil, y eso cualquier isleño lo sabe, pero nosotros no somos cualquiera, y eso es lo que hace que hayamos conseguido aunar fuerzas, eliminar barreras y seguir haciendo que las cosas sucedan.

Los UNDER 30

Hace poco hemos puesto en marcha la iniciativa UNDER 30, uno de los proyectos que más alegría me está proporcionando en este momento de mi línea de vida.

Son aquellas personas de AJE que tienen menos de 30 años y que están sacando adelante su proyecto emprendedor, unos verdaderos máquinas.

Me había olvidado de la energía inconmensurable de la juventud, su capacidad de ilusionarse, su fuerza volcánica…de verdad que son un motivo para creer que las cosas se pueden cambiar. La juventud es noble y esto lo estoy aprendiendo con ellos. Con sus dramas y sus risas son capaces de construir mundos e invitarte a vivir en ellos, y yo, que soy de dejarme llevar por las cosas bonitas, me he dejado arrastrar. No me digan que no tengo suerte.

Mi gente

Hoy he querido dedicar mis letras de Tribuna a reflexionar sobre algunas personas que han construido el mundo en el que vivo, no solo en lo macro, sino también en el micro.

Lo he hecho porque siento una profunda admiración por la gente que me rodea, y no solo porque aprendo muchas cosas de ellos, sino porque alimentan mi alma y me ayudan a ser una mejor persona, una versión mejorada de mí mismo.

Seguro que hay mucha gente que me he dejado atrás, no porque no sean importantes, sin porque necesitaría demasiadas publicaciones para hacerlo.

Cuando me vean por ahí y piensen que hago muchas cosas, me vean en la tele, reunido para sacar adelante proyectos recuerden que eso es solo la punta del iceberg. Cuando piensen de mí cosas buenas y bonitas, recuerden que yo soy la suma de vivencias y personas que me enriquecen y me aportan tanto … que no entiendo una vida sin ellos.

Si un día me miran a los ojos, recuerden que en mi mirada habita un millón de personas que valen la pena, recuerda que yo soy el conjunto de seres increíbles a los que yo llamo… los leales.

- Advertisement -

Más noticias

Vivienda saca a licitación la redacción del proyecto básico y de ejecución de 17 inmuebles protegidos en El Sauzal

Con esta actuación, el ICAVI continúa impulsando la construcción de viviendas de promoción pública para mejorar la situación residencial de la población de la isla de Tenerife

Más noticias