20/05/2024

Manuel Marrero: “Además de llevar el sector a la cúspide, es la Bodega más premiada de Canarias”
M

Te puede interesar

“Sufrimos la competencia desleal de los vinos procedentes de la península”

¿Cómo describiría la filosofía que lleva sosteniendo la Bodega Cumbres de Abona desde 1988?

Hace 35 años que nació la Bodega Cumbres de Abona y desde entonces se han celebrado alrededor de 80 Asambleas. Empezamos desde cero hasta convertirnos en líderes en Canarias, principalmente en la Isla de Tenerife.

- Publicidad -

¿Ha sido complicado el camino transcurrido en estos 35 años?

Cuando esta bodega comenzó su andadura no había ni siquiera tradición en torno al vino, solo se hacían vinos para autoabastecimiento. Hoy en día es la Bodega Comarcal de mayor producción de Tenerife.

- Publicidad -

Además de llevar el sector a la cúspide, es la Bodega más premiada de Canarias y la que más ha investigado en viña de Canarias, habiendo hecho dos reconversiones muy importantes: una recuperando todas la variedades autóctonas canarias, entre ellas, la Malvasía; y otra, pasando de 95% blanco y 5% tinto, a 50% blanco y 50% tinto, integrando las nuevas variedades en la Comarca y pasando de 2 bodegas a 18 bodegas en la Comarca de Abona.

¿Cuántos socios son actualmente?

- Publicidad -

Somos 720 socios.

Esta bodega que, si bien se hizo con la ayuda de la Comunidad Económica Europea, ayudas del Gobierno de Canarias y del Cabildo Insular de Tenerife, actualmente es propiedad de los socios de Cumbres de Abona, propiedad de los agricultores. Asimismo, es la Bodega Comarcal con más salud económica de Tenerife.

Además, consta de un patrimonio urbano y rústico muy importante, con más de 270.000 m2 sembrados de viña y olivo.

Siempre han mantenido la misma filosofía, pero ¿qué aspectos nuevos han tenido que incorporar con el tiempo?

Llevamos a cabo una viticultura tradicional pero, a la par, hemos sido la bodega que más ha investigado en torno a variedades y formaciones en viñedos.

También hemos apostado por otros sectores, como el del olivo. Olivo no había en Tenerife hasta que en el año 2005 Cumbres de Abona comenzó a traer olivos de la península. Hasta la fecha hemos traído más de 300.000 olivos que se han repartido por toda Canarias y hemos obtenido premios al mejor aceite de Canarias, compitiendo en concursos internacionales contra Grecia, Francia, Portugal e Italia, llegando a obtener medalla de oro.

Está demostrado que los productos canarios son de mucha calidad gracias a la cálida climatología con la que contamos y los minerales de nuestra tierra. Lo que hace falta para complementar todo esto es por lo que venimos luchando desde hace 35 años: agua.

En mis anteriores entrevistas dejé constancia del problema existente con el agua y hoy en día puedo dar la noticia de que el Cabildo se ha involucrado en recuperar una balsa que hace 40 años se hizo y se abandonó. Rosa Dávila al frente del Cabildo Insular de Tenerife y Blanca Pérez al frente de la Consejería de Aguas nos están apoyando.

Todas las noticias al respecto son buenas, ya está contratado el ingeniero al que se le va a adjudicar el proyecto de rehabilitación de esa balsa, que es la solución no solo para esta bodega, sino para todo el sur de Tenerife, puesto que pasan tres canales por la misma y puede recoger el agua de escorrentía, agua de primera calidad.

La realidad viene siendo que no podemos depender únicamente del turismo. Ojalá la industria turística dure toda la vida, pero tenemos que tener un sector primario fuerte, tenemos que tener agua para producir nuestros propios cultivos y no depender tanto del exterior.

¿Cómo ve el sector del vino en la actualidad?

Ha sido una cosecha regularmente buena, aunque han habido algunos detrimentos dada la sequía. No obstante, sufrimos la competencia desleal de los vinos procedentes de la península. Los canarios tenemos que ser más defensores de lo nuestro, tenemos que defender nuestros viñedos. Hay vinos de la península que son enjuagues de vino y compiten con marcas canarias. Por ejemplo: “embotellado en Arico”, eso no se puede admitir, el nombre de Arico no debe aparecer, porque no es vino de Arico. Pero es legal y la administración no ha hecho nada.

Se debe hacer una ley para proteger nuestros vinos. No puede ser que esos vinos lleven el nombre de un pueblo de la Isla de Tenerife.

El mercado local debe ser de especial relevancia y la protección de los productos canarios es crucial. Incidiendo en líneas de distribución y comercialización de vuestros vinos, ¿qué nos puede decir al respecto?

En este sentido hemos avanzado bastante. Cuando comenzamos hace 35 años no había hoteles o restaurantes que tuvieran una botella de vino canario. Hoy en día no hay restaurante que se precie que no tenga un vino canario y lo mismo queremos que hagan con los aceites, porque los aceites son de muchísima calidad.

Como bien comenta, han apostado por el sector oleícola creando el primer Aceite de Oliva Virgen Extra de las Islas Canarias. ¿Ha sido fructífera la acogida en el mercado?

Sí, muy fructífera. La cosecha del año pasado se vendió al completo, llegando a 60.000 kilogramos. Este año vamos por 80.000 kilogramos y aún nos queda más de la mitad por fuera. Lo que se traduce en que vamos a llegar a cerca de los 200.000 kilos de aceituna, lo que supone aproximadamente una obtención de 40.000 litros de aceite, que ya es una cantidad muy importante para la isla de Tenerife. Podemos ser autosuficientes si las administraciones nos ayudan en el ámbito del agua.

¿Qué podemos esperar del futuro de Cumbres de Abona?

Esta Bodega tiene gente joven y gente mayor. Gente mayor que aporta su experiencia y gente joven que aporta sus conocimientos. Está dotada de grandes técnicos en elaboración y producción, con lo cual, yo le auguro un gran futuro.

- Advertisement -

Más noticias

CEOE Tenerife y Proexca impulsan la internacionalización de la economía canaria

Hoy, en una reunión estratégica, representantes de CEOE Tenerife se han reunido con el viceconsejero de Presidencia y presidente...

Más noticias