13/07/2024

Moda en Canarias
M

Te puede interesar

Nuestro sector ha estado repleto de creatividad. De un talento maravilloso impregnado de connotaciones artísticas inspiradas por la increíble naturaleza que nos rodea. Y es que no es complejo entender que rodeados de un entorno natural como el que enmarca nuestras queridas Islas Canarias, la inspiración y la creatividad, la desprendamos con una mirada, la inhalemos en una simple bocanada de aire y emane de los poros de nuestra piel.

Ahora bien, ¿la moda es solo creatividad? Rotundamente no. Una empresa, marca o concepto creativo no es solo inspiración. Necesita sentar unas bases organizacionales sólidas. Una estructura empresarial versátil pero fuerte. Una economía a prueba de pandemias, crisis y demás inconvenientes y adversidades con las que se pueda topar a lo largo de su trayectoria. Sin esto, por mucha ilusión y creatividad, los proyectos están evocados al fracaso.

- Publicidad -

¿Qué ha pasado en Canarias en este aspecto? Que una importante cantidad de empresas no contaban con una estructura empresarial consolidada antes de enfrentarse a los años que nos han tocado vivir. Son muy pocos los proyectos creativos que cuentan con las bases y los cimientos necesarios para ser capaces de soportar tal adversidad. A esto debemos sumarle el victimismo generalizado y la argumentación reiterada de culpa contra las autoridades, gobiernos y demás organizaciones gubernamentales, sin ser capaces de auto analizarnos y auto exigirnos estar a la altura. Flexibilizarnos y ser creativos también en tiempos complicados sin caer en la negatividad derrotista del “no tengo nada que hacer”, debería ser imperativo para cualquier organización empresarial. Asumir nuestra responsabilidad para con nuestros proyectos nos dará el poder de cambiar la situación. Tomar cartas en el asunto, utilizar los recursos a nuestro alcance y centrar nuestro objetivo en lo que sí podemos hacer y no hundirnos en la inutilidad del “no puedo”.

Esta sociedad, la sociedad canaria de entre 30 y 40 años, los millennials, que hemos visto como todo aquello que nos contaron, lo que iba a ser nuestro futuro, era una gran historia digna de un escritor, estamos en la obligación de de cambiar la situación. De avanzar y demostrar que estamos a la altura. Que no somos menos ¡Qué estamos preparados y formados! Si hay sociedad resiliente esa somos nosotros, que hemos visto quebrar las reglas del trabajo tal y como nos las contaron. Hemos tenido que reinventarnos para sobrevivir, cambiar de vida, diseñarla de nuevo y avanzar.

- Publicidad -

Nunca antes un “a otra cosa mariposa” ha tenido tanto sentido para una generación. Ahora bien, si algo nos ha quedado claro, independientemente de que asumamos nuestra responsabilidad para con nuestros proyectos, es que no hemos tenido ninguna formación real de lo que iba a ser el mundo empresarial. Nos han dado en herencia una relación pésima generalizada con el dinero. Y poca o ninguna experiencia con la estructura del trabajo actual. Los estudiantes de diseño actuales, o cualquier carrera creativa, tienen poca o ninguna formación acerca del inicio de un proyecto empresarial. Este punto es sorprendente a la par que incomprensible dado que la mayor parte de ellos se ven dirigidos a montar una marca propia o trabajar con varios proyectos creativos pero de manera autónoma.

 Este punto, hace latente la necesidad de un cambio de registro en la educación desde muy temprana edad, empezando por los principios básicos para sentar las bases de una relación sana e inteligente con el dinero, para continuar con la asimilación de las herramientas a nuestro alcance del mercado de trabajo. A mi modo de ver, no puede ser que un diseñador con una carrera de cuatro años, salga de las universidades sin saber cómo hacerse autónomo, cómo presentar sus impuestos y qué debería hacer para iniciar su actividad laboral. Todo esto está genial, pero ¿qué hacemos con los que ya han empezado su camino como profesionales del sector? Se hace palpable en este punto la necesidad de proyectos apoyados por las instituciones públicas de acompañamiento especializado que ayude a los profesionales perdidos en este mar de incertidumbre a proyectar un camino seguro, a diversificar su actividad y su fuente de ingresos, a organizar su economía y a invertir sus recursos.

- Publicidad -

En definitiva, a formar y organizar una empresa fuerte, potente y capaz de soportar lo que sea que esté por venir. Una empresa que forme parte de un tejido empresarial que confirme una industria a la altura de La Moda española, esa que hemos exportado y que tan reconocida es internacionalmente. Porque podemos, queremos y seremos capaces.

- Advertisement -

Más noticias

CaixaBank y la UD Tenerife refuerzan su acuerdo de patrocinio

CaixaBank y la UD Tenerife han suscrito un nuevo acuerdo de patrocinio mediante el cual la entidad financiera renueva...

Más noticias