03/03/2024

No hay cama pa’tanta gente, entre otras cosas
N

Te puede interesar

Estamos cada dos por tres asistiendo a la queja de todos los actores implicados en la actividad turística sobre la falta de vivienda para alojar a los integrantes de las plantillas de las empresas del ramo, o bien en la misma zona en la que desarrollan la actividad o incluso en zonas a bastantes kilómetros de las mismas, este problema causa estragos al sector turístico, que ya sabemos el volumen de ingresos y de empleo que genera viéndose con ello mermadas también el conjunto de externalidades que hacen que el turismo sea el motor de la economía canaria y española en general.

Como se ha añadido a la anterior circunstancia el que durante la pandemia parte de los trabajadores extranjeros hayan retornado a sus países de origen y en gran medida no hayan vuelto o bien al sector o bien directamente a las islas, la retención del personal se ha complicado en gran medida a la par que – según expertos en recursos humanos- los valores, modos de vida y expectativas de las nuevas generaciones hacen que deje de ser atractivo el trabajar en nuestro mundillo, si a esto le sumamos la incomodidad de no tener vivienda relativamente cerca o directamente no tenerla en ningún lugar próximo, una sobrepoblación que hace que servicios, carreteras e infraestructuras de las islas se encuentren en máximos de utilización y todo ello con al parecer soluciones siempre propuestas pero no ejecutadas nos deja antes una urgencia en las medidas a tomar que no pueden dejarse para mañana y tienen que empezar a ejecutarse hoy.

- Publicidad -

Sobre la intervención del sector público en la actividad económica y en la vida de los ciudadanos soy de la idea de que debe de estar limitada a lo justo y necesario, pero en cualquier caso debería regirse por el criterio del mal menor de forma que si con esta intervención se crea un marco de relaciones que beneficia más que perjudica al conjunto social, deberán los poderes públicos de intervenir regulando e impulsando las medidas que en general vengan a solucionar los problemas que tengamos sobre la mesa en cada momento y aquí ahora mismo hay varios: vivienda, empleo, carreteras y según los últimos datos también la productividad que ha caído aún más, al mismo tiempo que los salarios perdían capacidad adquisitiva y con ello el consumo de los residentes locales se contraía con el efecto negativo que todo esto produce, por lo que como la productividad es la palanca económica que arrastra al resto de variables económicas básicas se debería de actuar con planes de mejoras en formación y en digitalización que son los factores que influyen en las mejoras productivas en los países desarrollados.

Volviendo al problema de la vivienda, es evidente que se debería de construir vivienda nueva de manera urgente dado que es un problema social, en lugar de pretender intervenir en exceso en este mercado, abriendo la puerta a un exceso de regulación y limitando libertades a propietarios que legítimamente pretendan dar el uso que estimen conveniente a sus propiedades, salvo en aquellas circunstancias en las que por supuesto las consecuencias del ejercicio de esta libertad causasen un mal que no pudiera resolverse por otras alternativas. Pero las trabas de todo tipo parecen interponerse cuando de construir se trata aunque se trate de auténticos eriales en zonas sin ningún tipo de protección ni valor ambiental y que vendrían a ser un motivo de crecimiento de la actividad y el empleo al mismo tiempo que vendría a dar oxígeno a los agobiados buscadores de vivienda en alquiler, que en muchas ocasiones tienen que rechazar ofertas de empleo o abandonarlos por carecer de un techo bajo el que vivir., para conseguirlo habrá que hacer equilibrios entre la sostenibilidad y las necesidades humanas pero está claro que la vivienda debe ponerse en el centro de estas necesidades tanto por humanidad como por sostenimiento del tejido productivo y de la actividad económica.

- Publicidad -

Cuestión aparte sería la cuestión de las infraestructuras, carreteras, transportes… etc., porque o bien aumentamos y mejoramos todos estos factores o se limita la población residente en algunas zonas del archipiélago teniendo que asumir las negativas consecuencias que esto tiene a nivel social, así que si aumentamos el parque de viviendas de uso particular sin un aumento de todas las infraestructuras necesarias para absorber todas las demandas de servicios de esta población residente pasaremos del no hay cama pa`tanta gente al ya existente no hay carretera pa`tanta gente o al no hay cole pa`tanta gente.

- Advertisement -

Más noticias

Astrid Pérez: “El reto fundamental pasa por liderar el debate político y el planteamiento de las modificaciones legislativas”

https://youtu.be/O4Bz80SvZuM Astrid, eres nuestra invitada de portada del mes de marzo de Tribuna de Canarias. Lo primero, muchas gracias por...

Más noticias