03/03/2024

Un cambio de época
U

Te puede interesar

Hoy leo que falleció Carmen Sevilla. También leo que las tecnológicas acaparan la publicidad y Facebook y YouTube acaparan el 33% de las renovables. Yo mismo escucho la radio a
través de podcast y he empezado a ver programas de Youtube como si del Un, dos, tres se tratase el viernes. Estamos teniendo
una guerra mundial en Ucrania que está siendo tratada como un
conflicto local menor en la tercera revolución industrial de la información inmediata. Pienso en cómo debió de recibir el ciudadano medio las noticias de la segunda guerra mundial a través de cuatro diarios escritos y una o dos radios (permítaseme la expresión) en los años cuarenta.
En breve tendremos unas elecciones (generales). Otras. ¿Cómo nos ha cambiado el mundo desde aquella famosa moción de
censura? Covid, estados de alarma, encierro con expertos pero sin expertos, mascarillas, corrupción, crisis económicas, crisis políticas, la dictadura woke; ¿cuántas más cosas que mi memoria de corto plazo no recuerdo?
Durante este tiempo, una de las parcelas de mi pequeño mundo se ha desmoronado: la profesional. Lo digo en el sentido de “la
justicia”. La justicia como ente, como muro defensivo ante las injusticias de todo lo que te rodea. La utilización de la famosa frase: “nos vemos en el juzgado”, “mis abogados te llamarán”. Podremos “llamar” pero la realidad es igual te ves en el juzgado dentro de dos o tres años como consecuencia de las huelgas consecutivas que estamos sufriendo. La justicia lenta no es justa. No creo que el destrozo causado en la justicia pueda ser restañado a corto plazo.
Estamos viendo en el Tribunal Constitucional resoluciones de asuntos en donde te anuncian el resultado pero no te enseñan la película. Hace no mucho cambiaron “las mayorías”. No afecta a la justicia porque en Tribunal Constitucional no es un órgano jurisdiccional ni sus componentes son jueces.
No pasa nada.

Leo que un video de Tik Tok de Mariano Rajoy con unos chicos en Menorca se hace viral. El Marianismo también era esto, la sencillez, la austeridad gallega, el ahorro como principio activo y transversal. Ahora se acaba la legislatura del gasto público, de la inmensidad oceánica de la deuda que deberemos pagar los españoles. Se acaba la legislatura de “elles” como paz social.
Llega el verano, la época de festivales. Me preguntan cómo librarme de la mesa electoral porque tienen conciertos en esa fecha. Cuanto era algo más joven me preocupaba ir a votar, ser apoderado era un riesgo de insulto de los vecinos. Ahora la preocupación es otra. Las vacaciones, los festivales, la música, la playa, la fiesta.

- Publicidad -

Estamos en época de cambio o un cambio de época. No sabemos que nos deparará el futuro a partir de septiembre. Ahora intento
no poner la televisión porque salen muchos políticos anunciando cosas que no van a cumplir. Unos porque prometen como candidatos y cambian de opinión como presidentes.
Otros porque fueron presidentes haciendo unas cosas y ahora prometen cosas contrarias a las que hicieron. La bipolaridad es una enfermedad y como tal debería ser tratada.
Hasta he desistido de escuchar mi tertulia de radio porque han cambiado de opinión desde que han convocado elecciones. Madurar es reflexionar. Madurar es progresar. Madurar es cambiar de criterio. Madurar es una transformación personal. No siempre maduramos para bien.
Llega el verano y el calor. Las dietas milagro para adelgazar y lucir buen aspecto.
Las campañas electorales tienen el mismo objetivo. Adelgazar problemas y lucir buen aspecto de los logros. Luego viene la oposición y te dice que ese ácido hialurónico no te lo han puesto bien y pareces un actor de los 80 a quien no puedes reconocer. Pienso en aquel actor de nueve semanas y media. Y a la actriz, Kim. Ambos irreconocibles.
Estamos en época de cambio o un cambio de época. La abogacía se moviliza a través de los colegios profesionales por los abusos que ha cometido la Mutua de Abogacía. Hemos sufrido una huelga durísima de letrados de administración de justicia. Ahora estamos sufriendo una huelga de funcionarios de la administración de justicia. Estuvo a punto de iniciarse una
huelga de jueces. Otra de fiscales. Todos piden una mejora de la justicia. Nadie les hace caso.
No hay interlocutor. La justicia es el gasto, el patito feo, el cuñado a quien nadie quiere en la cena de navidad. Si hubiera una inversión real en justicia como en promoción y publicidad de “igualdad”, a lo mejor habría un avance.
No se puede trabajar en una administración con la relevancia de la justicia con medios de los años 80. Ojalá la justicia tuviera la misma inversión que la hacienda española que tantos disgustos nos da este mes. Seríamos un país puntero. Esto no interesa.
El nuevo alcalde de Barcelona declara zona de vivienda tensionada. Empieza la aplicación de la ley de vivienda. Empieza el desastre. Ya no eres dueño de tu vivienda. Tú inversión es una vivienda pública que paga impuestos como si fuera privada. No es el mercado. Es el comunismo. Al final todo será vivienda vacacional porque nadie querrá arrendar a largo plazo.
Hay un cambio de época o es una época de cambios. Es lo mismo sin serlo.

- Advertisement -

Más noticias

Astrid Pérez: “El reto fundamental pasa por liderar el debate político y el planteamiento de las modificaciones legislativas”

https://youtu.be/O4Bz80SvZuM Astrid, eres nuestra invitada de portada del mes de marzo de Tribuna de Canarias. Lo primero, muchas gracias por...

Más noticias