25/02/2024

Luis González Garrido: “Queremos ser la primera opción de compra para los clientes canarios”
L

Te puede interesar

Lidl se alza como una de las principales cadenas de supermercados del archipiélago. ¿Cuáles son los siguientes pasos que tiene planeados Lidl en Canarias para afianzar esta posición y seguir creciendo?

Queremos ser la primera opción de compra para los clientes canarios y por eso trabajamos por estar cada día más cerca de ellos, buscando las mejores ubicaciones, mejorando nuestras tiendas y ampliando nuestra red. Lidl ya cuenta con 35 tiendas en Canarias, repartidas en cinco islas y nuestro objetivo es seguir creciendo como lo hemos hecho hasta ahora, de manera continuada y sostenible. Lo más inmediato será la apertura, a principios del próximo año, de una nueva tienda en la isla de Lanzarote.

- Publicidad -

Recientemente, han recibido el III Premio Empresa Referente de la FP Dual de Lanzarote. ¿Qué supone para la compañía este reconocimiento?

Indudablemente es un logro importantísimo para nosotros que demuestra que estamos trabajando en el buen camino en materia de formación, apostando por la Formación Profesional Dual como proyecto de desarrollo de nuestros jóvenes a través de esta modalidad formativa. El objetivo que nos hemos marcado es contribuir a que adquieran habilidades profesionales que les faciliten su acceso al mercado laboral. Que nos premien por eso nos hace sentir muy orgullosos porque además es un premio que otorga la Cámara de Comercio de Lanzarote y que viene a reconocer el trabajo que, desde 2012, desarrollamos en Lidl junto con las instituciones educativas locales.

- Publicidad -

¿Cuántos puestos de trabajo aporta Lidl en Canarias?

En lo que a puestos de trabajo directos se refiere, en estos momentos contamos con un equipo de 1.400 personas distribuidas entre nuestra red de 35 tiendas en las Islas, nuestras dos plataformas logísticas y el área de oficinas. Esto supone que hemos aumentado un 67% nuestra plantilla en los últimos cinco años. Para nosotros también es relevante contar con un equipo eminentemente canario: el 95% de los mandos de tienda son canarios, lo mismo que los puestos de dirección. 

- Publicidad -

Símbolo del compromiso que guardan con el archipiélago, en 2022 aumentaron en un 60% las compras de producto canario. Una apuesta clara por el producto de proximidad, que contribuye de manera significativa al desarrollo económico y social del medio rural y la industria agroalimentaria canaria, ¿no es así?

Es algo en lo que venimos trabajando desde nuestra llegada a las Islas en 2010:  apostar por los proveedores locales para ofrecer a nuestros clientes la mejor calidad al mejor precio. La manera en la que fomentamos y promocionamos el consumo de lo local es a través de nuestro sello Compro Canario, con el que identificamos todos los artículos elaborados en las Islas: quesos, frutas y verduras, vinos, dulces, leche, carne… En los últimos cinco años Lidl ha invertido cerca de 300 millones en productos canarios y efectivamente, cada año seguimos incrementado las compras a nuestros proveedores locales. De hecho, nuestro impacto en el PIB de las islas es de 200 millones, según datos de la consultora PwC. Y antes hablábamos de 1.400 puestos de trabajo directos, pero si a esto sumamos los empleos que generamos en Canarias gracias a nuestra actividad de manera directa e inducida, a través de nuestro trabajo diario con proveedores y empresas locales, superaríamos los 4.000.

Contribuyendo al desarrollo económico de nuestro archipiélago, en especial de la industria agroalimentaria, ¿cómo valora la evolución del sector agroalimentario en los últimos años, cuáles definiría como principales tendencias y los retos a los que debe hacer frente?

La lista de desafíos económicos, sociales y ambientales que llevamos ya un tiempo afrontando es larga y tenemos que ser capaces de colaborar entre todos los agentes implicados para garantizar el mejor futuro para Canarias. La inflación, la invasión de Ucrania o los últimos desastres naturales que han afectado también a nuestra tierra han puesto de manifiesto que, sin una estrecha cooperación entre administraciones, agentes sociales y económicos, no seremos capaces de superar los desafíos globales que se nos presentan para seguir asumiendo nuestra responsabilidad de abastecer los hogares de Canarias.  Y todo esto tenemos que hacerlo con una perspectiva absolutamente sostenible. Ese será el gran reto.

Entre los retos actuales, se ubica la necesidad de luchar contra el cambio climático. ¿Qué medidas han tomado en consideración de cara a convertirse en una compañía pionera dentro del sector de la distribución en el impulso de acciones sostenibles?

Lidl fue el primer supermercado en nuestro país en eliminar las bolsas de plástico. Fuimos pioneros también, en 2017, en ofrecer a nuestros clientes huevos de gallinas libres de jaula. Nos hemos marcado el objetivo de reducir el desperdicio alimentario en un 30% hasta 2025 y en un 50% en 2030 y, a nivel de construcción, por ejemplo, el año pasado duplicamos las instalaciones de energía renovable. Y así, un gran número de medidas concretas, pero lo más relevante para nosotros es que no se trata de medidas aisladas. En Lidl la sostenibilidad forma parte de nuestro ADN y trabajamos con una estrategia basada en el bien común que estructuramos en dos líneas principales que llamamos “Bueno para el planeta” y “Bueno para las personas” que recogen todas estas acciones.

¿Es Canarias una región clave en la estrategia sostenible de Lidl?

Sin duda. De hecho, nos enorgullece el hecho de ser pioneros en la implantación de medidas de sostenibilidad que posteriormente se han trasladado al resto de tiendas de todo el país. Lo más reciente han sido las iniciativas enfocadas en la reducción del desperdicio alimentario que iniciamos en Canarias a finales del pasado año y que desde hace unos meses están operativas en todas nuestras tiendas de España. Me refiero a la venta de panes del día anterior con un 50% de descuento, a la aplicación de un descuento, también del 50%, en el último día de caducidad de los artículos frescos como carne, pescado, yogures o ensaladas y de un 30% en nuestro surtido de congelado y seco. Pero trabajamos también en mejorar nuestros procesos internos para tener una operativa lo más sostenible posible, al igual que en la construcción eficiente de nuestras tiendas, donde disponemos de cerca de un centenar de puntos de recarga para vehículos eléctricos a disposición, de manera gratuita, para nuestros clientes en las Islas y con 40.000 metros cuadrados de placas fotovoltaicas instaladas. 

En lo que respecta a la reducción del desperdicio alimentario, han puesto a disposición de sus clientes la ‘bolsa antidesperdicio’. ¿En qué se basa esta iniciativa y por qué ha resultado ser todo un éxito?

Dentro de nuestra estrategia global de reducir el desperdicio alimentario en un 30% hasta 2025 y en un 50% hasta 2030, Lidl ha puesto en marcha distintas iniciativas, entre ellas, esta bolsa antidesperdicio. Es un pack por tres euros compuesto por frutas y verduras que no cumplen con los estándares estéticos, pero sí son aptas para su consumo. Y las ponemos a la venta a través de esta bolsa para fomentar su consumo y minimizar el desperdicio alimentario. Los consumidores españoles están cada vez más comprometidos con la lucha contra el cambio climático, los productos ecológicos y de cercanía o la reducción del desperdicio alimentario, por eso entendemos que han acogido de una manera tan buena esta iniciativa. Tanto, que Canarias fue la primera comunidad en testarla a modo de prueba y, debido a su éxito, ahora está implementada en todo el país. 

- Advertisement -

Más noticias

Puerto de la Cruz ultima los preparativos de la Semana Santa con sus cofradías y hermandades

Este jueves se mantuvo un encuentro en el salón de Plenos municipal para ultimar los preparativos de cara a...

Más noticias