25/02/2024

Massimo Maestroni: “Para la observación de estrellas hemos añadido una nueva experiencia denominada glamping”
M

Te puede interesar

¿Qué ofrece La Correa del Almendro dentro de la enorme oferta turística que existe a disposición del visitante de las Islas? ¿Qué características diferenciadoras tenéis?

La Correa del Almendro nace como una casa rural que pasamos a convertir en un hotel rural. Se trata de un antiguo granero del año 1720, una casa histórica y emblemática, pues es una casa tradicional canaria en toda su estructura. Con esto quiero decir que los materiales de construcción son materiales propios de Canarias: piedra volcánica y madera. Una madera denominada tea que es el corazón del pino canario. Esta madera contiene características como la durabilidad, la resistencia y es ignífuga.

- Publicidad -

Tenemos una finca de 36.000 m2 ubicada en el sur de Tenerife, con vistas al mar y a 810 metros sobre el nivel del mar, lo cual nos permite disfrutar de la observación de estrellas, actividad que en las Islas Canarias es única, por el hecho de no tener contaminación atmosférica y tener un cielo muy limpio.

Esta casa emblemática es un hotel con piscina, grandes jardines, todos con flores autóctonas, y una zona Chill Out, donde hacemos cenas temáticas. Asimismo, para la observación de estrellas hemos añadido anexo a la habitación una nueva experiencia que se llama glamping. Se trata de una estructura hinchable en forma de burbuja, donde existe un túnel de entrada, una cápsula principal donde tenemos una cama King Size de 2×2 metros y un baño completo. La característica fundamental de esta burbuja es que su techo es transparente y nos permite vivir una experiencia bajo las estrellas.

- Publicidad -

Este es el concepto del Hotel Rural La Correa del Almendro.

Me hablas de muchas experiencias. Entiendo que el turista ya no busca tanto un lugar donde alojarse, sino un lugar en el que poder vivir nuevas experiencias.

- Publicidad -

Sí. Como sabemos, Tenerife sur es una zona turística muy interesante durante todo el año, hay muchas ofertas de grandes cadenas hoteleras, sobre todo en la costa, por lo que hemos pensado que ofrecer una experiencia exclusiva es la clave para poder diferenciarnos del resto de las ofertas turísticas de hospedaje.

Además, el turismo rural se ha potenciado mucho, ¿lo habéis notado?

Sí. Sobre todo tras la pandemia los turistas han comenzado a buscar lugares con menos concentración de gente. Nosotros tenemos solamente seis habitaciones, por lo que podemos dar al cliente una atención muy cercana.

Asimismo, la puesta en valor del turismo en la naturaleza ha facilitado la integración y el auge de un turismo diferente al turismo de masas tradicional.

¿Qué tipo de público tenéis vosotros? Porque al tener una estructura pequeña y una oferta exclusiva no se tratará de un turismo familiar.

Hemos tenido una muy buena respuesta por parte de los isleños del archipiélago, porque para desconectar del estrés cotidiano han optado por venir a nuestro hotel rural. También tenemos un público escandinavo, procedente de Europa del norte, que busca estar en contacto con la naturaleza en aras de conectar con nuestro hábitat natural.

¿Qué previsiones tenéis para el verano?

Mayo y junio son, tradicionalmente, meses de temporada baja. A raíz de julio empezamos a aumentar el ritmo y tener una ocupación bastante interesante. Y a las puertas del invierno, que representa para el archipiélago la temporada alta, confiamos en mantener un porcentaje de ocupación alto.

Por otra parte, acabamos de abrir una zona spa al aire libre donde tenemos una sauna en forma de barril hecho con madera nórdica y un jacuzzi al aire libre cuya temperatura del agua viene alimentada con madera.

Incidiendo en los eventos, en el hotel celebráis todo tipo de eventos.

Sí. Tenemos un gran piscina y una gran zona común, que nos permite ofrecer eventos como bautizos, bodas, retiros de yoga o cenas de empresa. Los grandes espacios que tenemos dentro del hotel nos permiten ofrecer este tipo de producto.

¿Y son muy demandados estos servicios?

Sí. Existe demanda, pero siempre ponemos atención en respetar las exigencias de los clientes internos del hotel. Con esto quiero decir que si organizamos un gran evento y tenemos el hotel ocupado por clientes, intentamos siempre respetar la paz y la tranquilidad que el cliente del hotel busca para no molestarlo con esta tipología de servicios.

- Advertisement -

Más noticias

Puerto de la Cruz ultima los preparativos de la Semana Santa con sus cofradías y hermandades

Este jueves se mantuvo un encuentro en el salón de Plenos municipal para ultimar los preparativos de cara a...

Más noticias