22/05/2024

Carmina Fusté: “Desde Philip Morris creemos que quemar tabaco no es una opción en el siglo XXI”
C

Te puede interesar

Philip Morris comenzó hace varios años atrás el cambio para convertirse en una compañía libre de humo. ¿Cuál es la estrategia de la entidad en Canarias en lo que respecta a la transformación hacia productos libres de humo, como los dispositivos de tabaco calentado?

La mayor parte de los sectores están en plena transformación con un objetivo: reducir el impacto que generan los productos en la salud, en el medioambiente o en la sociedad en general, y el sector del tabaco no es una excepción. Por eso, en Philip Morris estamos impulsando una transformación sin precedentes, apostando por la sustitución progresiva de los cigarrillos por productos alternativos basados en ciencia que sean capaces de reducir el daño en comparación con seguir fumando.

- Publicidad -

Uno de los grandes retos que nos encontramos al hacerlo es la enorme desinformación que existe alrededor de las alternativas sin humo, tanto de sus diferencias respecto a los cigarrillos, como de la evidencia científica que las avala. Por ejemplo, se suele creer erróneamente que lo más perjudicial de fumar es la nicotina, que es un elemento, adictivo y no exento de riesgo, que se encuentra de manera natural en la hoja del tabaco. Sin embargo, la principal causa de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar son los altos niveles de sustancias químicas nocivas que se encuentran en el humo del cigarrillo, producido por la combustión al encenderlo.

Hoy en día aún existen millones de personas que deciden seguir fumando a pesar de conocer lo perjudicial del hábito. Desde Philip Morris creemos que quemar tabaco no es una opción en el siglo XXI, por ello debemos ser capaces de ofrecerles a estos fumadores adultos que de otra forma seguirían fumando, mejores alternativas y Canarias forma parte de esta transformación desde el 2017, que fue el año en el que lanzamos en las islas nuestro dispositivo de tabaco calentado IQOS.

- Publicidad -

¿Se están explorando nuevas tecnologías o enfoques para mejorar la experiencia del consumidor y reducir los riesgos asociados al consumo de tabaco?

La mejor decisión para un fumador es dejar de consumir tabaco y nicotina por completo, o no haber empezado nunca. Pero para aquellos fumadores adultos que no quieran dejar de fumar, los productos libres de humo basados en ciencia son claramente mejores opciones. Estas alternativas se apoyan en lo que se conoce como estrategia de reducción del daño o THR –Tobacco harm reduction–, por sus siglas en inglés.

- Publicidad -

El fin del cigarrillo de combustión está cada día más cerca y nosotros queremos formar parte activa de ese cambio para que pueda hacerse lo antes posible. Actualmente, llevamos invertidos 12.500 millones de dólares en investigación y desarrollo de alternativas sin humo, y nos encontramos inmersos en el mayor cambio de visión empresarial en la historia del sector del tabaco.

¿Cuáles son los últimos desarrollos y lanzamientos de alternativas innovadoras que han llevado a cabo?

Philip Morris trabaja en varias líneas de desarrollo de alternativas libres de humo. En Canarias concretamente comercializamos el dispositivo de calentamiento de tabaco IQOS ILUMA. Este dispositivo dirigido a fumadores adultos que de otra manera continuarían fumando, calienta tabaco en lugar de quemarlo a través de un innovador sistema de inducción, con lo que no genera humo ni ceniza.

¿Cómo ha sido la acogida de estos nuevos productos en el mercado canario y cuál es su potencial de crecimiento?

Para conseguir el cambio que mencionaba es fundamental que los fumadores adultos tengan acceso a información clara y rigurosa sobre los dispositivos de calentamiento de tabaco y la ciencia que los avala, y así luchar contra la desinformación y ofrecer contexto sobre lo que son y no son las alternativas sin humo.

Actualmente en Canarias hay miles de usuarios que forman parte de la comunidad IQOS. Nuestro objetivo es que todos aquellos fumadores adultos que de otra manera continuarían fumando conozcan que existen este tipo de alternativas, que ya han demostrado ser una mejor opción en comparación con seguir fumando.

La compañía está decidida a conseguir un futuro sin cigarrillos, cosa que a priori podría parecer sorprendente dado el sector del mercado en el que actúa. ¿Existe colaboración pública a la hora de impulsar estas políticas libres de humo y los cambios de hábitos de la población fumadora?

En España sigue habiendo casi 9 millones de fumadores y la prevalencia del tabaquismo ha variado poco en estos últimos años, lo que evidencia que las políticas tradicionales de prevención y cesación del tabaquismo están siendo insuficientes y no responden a la realidad de la sociedad en la que vivimos.

Partiendo de la base de que estamos totalmente de acuerdo en que las alternativas sin humo deben ser reguladas para garantizar que no se usan por el público no intencionado, especialmente los menores, hoy en día existe evidencia científica que confirma claramente la diferencia entre las alternativas sin combustión y el cigarrillo. Por tanto, es fundamental que aquellas opciones sin combustión que demuestren una reducción importante de su impacto negativo tengan una regulación y una fiscalidad diferente, que debe ir en función del perfil de riesgo del producto. Si tratamos a ambos productos por igual, lo que se estaría haciendo en realidad es penalizar a los nuevos productos con menor riesgo y perpetuar el consumo de cigarrillo tradicional.

En el ámbito regional, el Gobierno de Canarias fue pionero en introducir en la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma Canaria 2024, un tratamiento diferenciado para los productos novedosos, creando nuevas categorías, ofreciendo un marco y seguridad jurídica para la tributación de estos productos que suponen una innovación en el sector, y un ejemplo que debería seguir el Gobierno de España.

¿Cómo se vislumbra la evolución de la empresa en los próximos años y cuáles son los objetivos estratégicos a largo plazo?

Estamos cambiando la manera en la que se consume el tabaco: pasando de quemarlo a solo calentarlo. Esto, tal y como los estudios avalan, supone una importante reducción de las sustancias químicas dañinas que se liberan y, por tanto, una reducción potencial del riesgo de daño. Estamos convencidos de que éste es el futuro del sector del tabaco.

Por supuesto, es algo que no va a suceder de la noche a la mañana, pero es algo que ya está pasando. De hecho, en 25 mercados ya más del 50% de nuestros ingresos, proceden de las alternativas sin humo. Nuestro objetivo es llegar a 60 mercados para 2030 con estas cifras, impulsando nuestra ambición de que más de dos tercios de nuestros ingresos netos provengan de productos libres de humo para esa fecha.

- Advertisement -

Más noticias

Cabrera sobre el Anteproyecto de vivienda vacacional: “Lo que está detrás no es el derecho a la vivienda, sino suprimir la competencia a los...

La diputada del Grupo Parlamentario Socialista Rosa Bella Cabrera ha criticado este martes en el Pleno de la...

Más noticias