13/06/2024

Laura Fuentes: “La nueva ley comprende una serie de oportunidades y derechos para los jóvenes que hasta ahora en Canarias no han tenido”
L

Te puede interesar

Canarias nunca ha tenido un Plan de Juventud, la Ley es el inicio

La Ley de Juventud es uno de los hitos de la legislatura. Legislatura que acaba en nada con muy buen sabor de boca. ¿Qué va a implicar esta Ley? ¿Cuáles son sus novedades?

Esta ley es el fruto de muchos años de experiencia y de trabajo, una nueva ley que activa y actualiza las políticas de juventud. No son solo actividades, no son solo servicios, no son solo entretenimiento, no es solo formación, es tener un marco en el que se mueva la juventud y en el que se desarrollen herramientas para ello. Por eso yo hablo de que la nueva ley de políticas de juventud comprende una serie de oportunidades y derechos para las personas jóvenes, que hasta ahora en Canarias no han tenido, pero también de deberes para las instituciones.

- Publicidad -

Yo diría que los dos ejes centrales de esta ley son, por una parte, que a partir de los 12 años seas considerado joven. Esta fue una petición de las islas no capitalinas, porque a los 17-18 años muchos y muchas emigran a las islas capitalinas sin saber ubicarse en el entorno. Y, por otra parte, la ley de juventud no solo garantiza más presupuesto, porque vamos a abarcar a más población, sino garantiza que la Comunidad Autónoma tenga que ayudar a comarcas o Ayuntamientos en las políticas de juventud, tanto para promover actividades y financiarlas, como para que tengan personal. Si un Ayuntamiento no tiene un técnico de juventud no se pueden hacer políticas de juventud. Por tanto, se necesita que la Comunidad Autónoma fortalezca la red de profesionales de juventud para que surjan políticas, desde movilidad, interculturalidad, diversidad, educación sexual, igualdad, emancipación, derechos laborales… En estas cosas debemos trabajar desde el ámbito público en las 8 islas.

Además, siempre hablamos de las obligaciones que tienen los jóvenes: estudiar, trabajar… Pero nos olvidamos de que los jóvenes tienen derechos y necesitan que el ámbito público les ayude, ¿verdad?

- Publicidad -

Totalmente. Por eso repito tanto el que es un deber para las instituciones. Es un deber que la juventud no sea tratada como algo puntual, como un evento de ocio y tiempo libre o, incluso, una fiesta. La juventud necesita tener derecho, por ejemplo, a la salud mental y, por tanto, es necesaria la atención mental gratuita para jóvenes; necesita tener primeras experiencias laborales, facilidad para hacerse autónomo… Para eso también son necesarias las políticas públicas, el ámbito público debe ser el cuidador de la juventud y para eso está esta ley, siendo un marco que facilita tener competencias a todos los niveles -Ayuntamientos, Cabildos y Gobierno de Canarias-.

No es justo que un ciudadano de Santa Cruz tenga más y mejores servicios que un ciudadano de El Tanque o de Vilaflor. Esta ley viene a respaldar el que los jóvenes tengamos los mismos derechos y servicios a pesar de vivir en lugares diferentes…

- Publicidad -

Lo que intentamos con la Ley es fomentar una discriminación positiva en función de la zona geográfica. En Tenerife hay muchos profesionales de esta área, pero en otras islas no. Por lo tanto, en El Hierro si hay una técnica de juventud para tres municipios necesitaría ayuda, tenemos que empezar por ahí, fortaleciendo las políticas y priorizando de lo pequeñito a lo grande, de lo local a lo global.

¿Has encontrado sinergias positivas con el resto de instituciones?

La verdad que sí. La Ley comenzó con un proceso participativo que estuvo mediado por la pandemia. Por suerte, han participado prácticamente todos los Cabildos y muchos Ayuntamientos, es verdad que quienes no tienen técnicos lo han tenido más difícil, pero hemos trabajado de forma informal con concejales, haciendo del área de juventud un área transversal.

Las sensaciones han sido buenas. La Ley es fruto de todos. Yo quiero agradecer al personal de la Dirección General de Juventud de muchos Ayuntamientos que han hecho sus aportaciones, forjando una ley basada en el conocimiento de muchos profesionales que llevan años trabajando por y para la juventud. La Ley es un paso ambicioso, porque da posibilidades, ofrece una gama de temáticas, garantiza financiación a través del Gobierno de Canarias y normaliza que lo público tiene que estar ahí para cuidar a la juventud.

Es el broche de oro a una legislatura dura. La juventud es una de las patas que más damnificadas está. ¿Qué balance haces de estos cuatro años al frente de la Dirección General de Juventud? Una Dirección General que antes era prácticamente inexistente y ahora vemos una Dirección General de Juventud dinámica, plagada de proyectos.

Sí es verdad que nos han pasado cosas -pandemia, volcán- que nos han obligado a cambiar las prioridades. La Ley empezó siendo nuestro eje vertebral, pero de repente nos dimos cuenta de que la salud mental era más importante y había que aportar paralelamente atención psicológica; de repente pasó lo de La Palma y nos dimos cuenta que teníamos que centrarnos en actividades en esta isla, sobre todo, porque las jóvenes no sabían cómo llegar al Gobierno, nos encontrábamos con que muchas jóvenes no tenían experiencia en formalizar burocracia, tuvimos que enseñar a jóvenes a trabajar con la administración, con nuestros tiempos, con nuestras trabas y de alguna forma flexibilizar el trabajo.

Esta legislatura vino a darle la importancia que tiene una Dirección General de Juventud y a hacerla transversal. Por ejemplo, que la renta ciudadana contemple un complemento para personas jóvenes y para que estas puedan seguir estudiando, es fundamental; el bono del alquiler, con sus limitaciones, pero por lo menos hay para 4.000 jóvenes una oportunidad de alquilar una vivienda. Esta transversalidad, de meter a la juventud en todo para nosotros ha sido fundamental. Los proyectos nos han hecho tener una senda democrática y participativa.

Llevamos nuestras políticas a cada una de las islas, islas con su propia idiosincrasia y sus colectivos, lo que hemos hecho ha sido adaptarnos a las necesidades de las jóvenes, buscando la manera de poder trabajar con ellas, con las limitaciones de presupuesto, de personal… Esta Ley posibilita poner en valor a la juventud.

Por contra, nosotros desde aquí pedimos un aumento presupuestario. Es verdad que en los últimos años ha aumentado un 30%, pero debería ser mucho más. Creo que vamos por buen camino, se necesita más personal en todas las islas y más presupuesto, pero hemos puesto la primera piedra para que ni la Dirección General de Juventud, ni las políticas de juventud sean tratadas como una cuestión de segunda.

“Esta legislatura vino a darle la importancia que tiene una Dirección General de Juventud y a hacerla transversal”

¿Qué objetivos quedan por cumplir, de cara a ser tratados en la siguiente legislatura?

Yo diría que fijar o consolidar algunos programas que han comenzado en estos años y que de alguna forma ya empiezan a estar en los presupuestos y ya comienzan a dar sus resultados, pero no están consolidados, como el de salud mental.

En cambio, toda la línea nueva que sacamos hace 3 años de educación sexual y perspectiva de género se ha consolidado, pasamos de 200.000 euros a un millón el año pasado y a rondar los dos millones este año. Este ámbito ya se ha consolidado, tiene programas concretos, personal y financiación concretos, y nos gustaría que fuera así en temas como la salud mental. Y en eso estamos trabajando, para normalizar que no es una cuestión puramente sanitaria, sino que todas las instituciones debemos trabajar en ella.

Diría que el objetivo es el Plan de Políticas Integrales de Juventud. Canarias nunca ha tenido un Plan de Juventud, la Ley es el inicio, la Ley dice cómo crear este plan, pero esta labor queda para la persona que venga en la próxima legislatura. Un plan que ya está bastante formado en la Ley, pero que necesita ser redactado, tener un estudio de las características actuales de las jóvenes y ser concienzudo, que vaya isla por isla, municipio por municipio y estudie de verdad las necesidades de la gente joven. Nosotros actualizamos datos al llegar, pero es verdad que se necesita un estudio real con las dos universidades, que estamos trabajando muy bien con ambas, fomentando la buena relación con los jóvenes de Canarias, quienes es fundamental que no estén en condiciones precarias, que lo están a día de hoy. Por tanto, la línea de colaboración entre universidad y Dirección General de Juventud podría fomentar una mejora de condiciones laborales de jóvenes estudiando a las propias jóvenes.

También estarás satisfecha con la subida del Salario Mínimo Interprofesional, que precisamente viene en muchos casos a favorecer a estas jóvenes, que cobraban un salario mínimo y precario…

Trabajar conjuntamente con el Gobierno Estatal es muy importante, porque ha hecho que de alguna forma las jóvenes tengan precisamente eso: oportunidad de poder independizarse. Quizá, incidiendo en la inflación, no es tanta la satisfacción por el aumento del salario mínimo, porque todo ha subido, pero sí que creo que esta subida a quien más ha beneficiado es a la gente joven.

Considero que esta es la forma en la que debemos trabajar y no aquella que veníamos heredando con despidos masivos, recortes de derechos, trabajar por menos de 500 euros… No obstante, sí que creo que otro de los obstáculos que tenemos es el precio del alquiler, el precio del acceso a la vivienda y, por tanto, debe haber una regulación de los precios del alquiler y fomentar una bolsa de alquiler joven.

Una de nuestras propuestas para la campaña electoral va a ser una inmobiliaria pública, al igual que hay empresas públicas para otras cosas, que haya una empresa pública que posibilite que jóvenes menores de 30 años puedan independizarse. Creemos que esta es una fórmula de dinamizar el mercado, tenemos muchísimas viviendas vacías que hay que poner en el mercado, hay muchas viviendas de alquiler vacacional y, sin duda, este es el gran tema pendiente de esta legislatura.

Estamos a las puertas de una campaña, ¿cómo enfrentan la misma?

Estos tiempos han sido importantes, porque veníamos de 4 años en la oposición, haciendo propuestas muy coherentes y dignas, pero no se terminaban de materializar. En cambio, estos 4 años de experiencia nos han hecho madurar como organización política y tener experiencia, ahora hacemos propuestas mucho más serias, más implicadas y realistas. Sabemos que lo que estamos ofreciendo a la ciudadanía son cosas que se pueden hacer.

- Advertisement -

Más noticias

La Feria del Libro de Madrid trabaja la sostenibilidad con una empresa canaria

La Feria del Libro de Madrid, el encuentro editorial más importante de España, está dando pasos para ser más...

Más noticias