21/04/2024

Ricardo Crespo: “Medical Duke quiere convertirse en un referente en la medicina canaria”
R

Te puede interesar

¿De dónde nació la idea de esta compañía y cómo ha sido su trayectoria desde esos primeros inicios hasta llegar a convertirse en un referente del sector como lo es hoy?

A Medical Duke le gustaría ser un referente del sector, pero no lo es. Somos un actor importante en un parte muy pequeñita del sector. Medical Duke nace en el 2001, por aquel entonces, yo estaba trabajando en otra compañía y el director en aquel momento, Germán Asensio y yo montamos Medical Duke para abrir un mercado diferente al que veníamos trabajando para terceros. En el año 2005 decido independizarme, compro la parte de mi socio y comenzamos a profesionalizar la empresa. A partir de ahí, todo ha sido trabajo, trabajo y trabajo, que nos ha llevado hasta el nivel que estamos hoy y ser un referente en ciertas especialidades del mercado sanitario.

- Publicidad -

Afirma que no es un referente en el sector pero sí destacan en ciertos aspectos. ¿Qué especialidades son las que podemos considerar que esta compañía es puntera y a las que usted se refiere?

Cuando yo llegué en el año 1995 a Canarias por segunda vez, porque siendo niño viví durante 15 años en Gran Canaria, y después de terminar la carrera, entré a trabajar en una de las empresas más antiguas del sector y me especializaron en técnicas mínimamente invasivas en las que me he ido especializando: radiología intervencionista, neuroradiología, cardiología intervencionista…

- Publicidad -

En el 2005, recibo una oferta irrechazable de una multinacional muy importante a nivel mundial y que, precisamente, incluían estas ramas en las que había estado trabajado. Por lo tanto, podemos afirmar que en estas especialidades, Medical Duke tiene mucha experiencia

¿Cuáles son los servicios que está prestando esta compañía actualmente?

- Publicidad -

Medical Duke presta servicios de suministro a todo el sector sanitario de Canarias. Actualmente, el 70-80% lo vendo en los hospitales grandes de Canarias, los dos de Gran Canaria y los dos de Tenerife el resto son ventas a los hospitales privados.

Con el paso de los años, intentamos crecer en las islas no capitalinas y en todos los centros, pero básicamente estamos trabajando en los principales hospitales teniendo al grupo Hospiten como un cliente de referencia.

¿Se podría decir que la sanidad, tanto pública como privada, apuesta por la transformación de sus hospitales y sus suministros? ¿O existe aún esa idea de que los hospitales públicos son los que están a la vanguardia en este aspecto?

Yo creo que es una cuestión de escalabilidad de los costes. La vanguardia va desde los hospitales públicos a los hospitales privados. En Canarias, tradicionalmente y en contra de la opinión general, creo que el nivel de la sanidad pública es muy alto.

Ha habido médicos de reconocimiento internacional, en los años en los que he estado trabajando, en prácticamente todas las áreas y es evidente que eso ha traído inversión a los hospitales públicos y, a su vez, ha hecho que los hospitales privados desarrollen y ofrezcan esas mismas técnicas con gente formada que trabaja o ha trabajado en el sector público, lo que ha elevado el nivel de la sanidad privada a niveles insospechados, pero es cierto que la sanidad pública es una constante de lanzamiento de nuevas tecnologías.

Ahora que hemos hablado de transformación digital como algo necesario, esta compañía no solo se ha subido a ese carro, sino que llevaba muchos años haciendo una transformación completa, siendo este uno de sus valores añadidos, ¿verdad?

Ahora todo el mundo quiere entrar en la digitalización, no sé si por los fondos europeos, pero Medical Duke siempre creyó en ello. En el 2010, iniciamos la creación de un programa propio de facturación, control de stock y gestión de logística sanitaria que se amoldaba a nuestras propias necesidades, lo hemos mejorando día a día e, incluso, actualmente podríamos exportarlo a otras compañías del sector como proveedores de un software moderno y de nicho.

 Para nosotros, la digitalización y la transformación digital no es una opción, sino una obligación. Medical Duke se preocupa por la formación continua de su capital humano. Nuestro equipo está a la vanguardia de la tecnología actual y en continuo proceso de aprendizaje de nuevas técnicas.

¿Qué valor diferencial aporta esta empresa?

El servicio, sin duda. Yo siempre he creído que vivir en Canarias, vivir en una zona lejana del territorio continental y en un territorio fragmentado, nos obliga a dar servicios diferenciales. En algunas empresas del sector solo se pide la mercancía cuando te llega el pedido y eso, al final, supone 7 días para que te lo sirvan y poder entregarlo. Medical Duke tiene un almacén de 250 m2 donde tiene un importante Stock de mercancía para servir de manera rápida y continua los pedidos con un servicio de urgencias 24/7 durante todo el año. De esta manera reducimos mucho el tiempo de respuesta y hacemos que nuestros productos tengan un menor ciclo de reposición. Dentro de los servicios que damos, intentamos asesorar adecuadamente a nuestros clientes en todas las áreas que podemos, evidentemente ellos son los especialistas y saben mucho más que nosotros, pero nuestros técnicos están listos para asesorarles y apoyarles en las nuevas técnicas que traemos a Canarias.

¿Es complicado mantener una empresa de este sector en Canarias?

Yo creo que crear y mantener una empresa como tal, es complicado en cualquier sitio. Si hablamos de las particularidades de Canarias, ¿es difícil? Sí. Estamos hablando de un sector que tiene sus beneficios, pero también tiene sus inconvenientes.

Tenemos unas trabas administrativas importantes, por al ser unas islas lejanas del territorio principal del país y, además, somos una empresa pequeña en un sector de grandes multinacionales donde la globalización las ha traído a todos los rincones del mundo. Competir con monstruos que facturan en España más de 400 millones de euros es complicado, sin embargo, seguimos luchando por ofrecer un servicio competitivo. Y lo conseguimos muchas veces.

La fiscalidad tampoco ayuda

En nuestro caso específico, la fiscalidad no nos ayuda. Debido a nuestro REF somos considerados país tercero en términos de exportación y exportación de productos, que tienen que pasar aduanas, y esto ralentiza nuestra logística y nos obliga a tener un mayor nivel de existencias con el fin de no tener una rotura de stock.

Por otro lado, al ser nuestro cliente en su mayoría el sector público, el IGIC se convierte en un coste añadido a nuestros productos. Todo lo que yo pago de IGIC para mí es un gasto.

¿Cuáles son los principales riesgos a los que se enfrenta este sector?

Como dije antes, el principal riesgo de las empresas canarias de este sector, es la competencia de empresas mucho más grandes, con mejores márgenes y mucho más medios. A este hecho se le añade que, al estar alejados, debemos tener unos almacenes que tienen un coste, a lo que también hay que sumarle que el hecho de trabajar con la administración pública, con corcursos públicos y con un alto crecimiento de la inflación, Medical Duke puede ver recortada su rentabilidad y nos veríamos obligados a subir los precios, en un sector que no lo acepta fácilmente.

Yo creo que, a nivel político y legal, se debería buscar alguna alternativa dentro del marco de una región ultraperiférica para que las empresas que estamos aquí tengamos una ventaja competitiva y reducir las trabas burocráticas. Sin esta modificación, la rentabilidad de hace muy complicada. Recientemente una de las principales empresas de este sector, vio como la multinacional que la representaba decidió, prescindir de sus servicios e ir ellos de manera directa, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo, etc. Es un riesgo que todos tenemos

Dado que el principal cliente es el Servicio Canario de Salud, ¿a qué problemas o complicaciones se enfrenta en este sentido ante un único cliente que, además, es público?

ico? Como todos sabemos, el sector público nacional siempre ha tenido problemas con los pagos, hay muchos retrasos en este sentido. Esos retrasos conllevan unos gastos innecesarios de financiación adicionales cuando la realidad es que la ley dice que ellos deben pagar en tiempo y forma.

Entendemos que pagar a 30 días puede resultarle complicado al sector público, pero es la ley. Al igual que si yo no pago un impuesto, tengo que pagar un recargo, La administración debería sufrir una una penalización por retraso en el pago, que debería venir reflejado el ley de Contratacion del Sector Publico.

¿Qué proyectos tiene Medical Duke para los próximos meses?

Medicalduke quiere convertirse en un referente en la medicina canaria, no solo en algunas técnicas. Nos gustaría crecer para ofrecer todos los servicios que la medicina canaria necesita de manera integral, pero eso es imposible a corto plazo. Por eso, queremos seguir creciendo de manera orgánica, sostenida, adecuada y correcta como hemos hecho cada año desde el año 2005. En el futuro, queremos obtener más compañías a las que poder representar en el mercado canario, con unos estándares de calidad adecuados, lo que nos puede aportar una mejora de nuestra rentabilidad y competitividad.

Además, este año estamos explorando la posibilidad de adquirir otras empresas del sector que sean complementarias a nuestros productos y servicios.

- Advertisement -

Más noticias

Las empresas majoreras se preparan para el futuro de la formación con la nueva FP Dual

El Centro Insular de Juventud acogió hoy, 18 de abril, una jornada formativa sobre los retos y oportunidades de...

Más noticias