El Cabildo de Gran Canaria ha adjudicado por la vía de emergencia los trabajos de reparación de las carreteras afectadas por el incendio que asoló la cumbre con un presupuesto de 1,8 millones de euros una vez valorado el informe técnico correspondiente, explicó hoy el consejero de Obras Públicas e Infraestructuras, Ángel Víctor Torres.

“Se hace necesaria la actuación inmediata para restituir los elementos funcionales dañados, importantes para la seguridad de la circulación”, agregó Torres, quien detalló que los trabajos han sido adjudicados a la empresa Construcciones Rodríguez Luján.

Los principales elementos dañados son los sistemas de contención de vehículos como las barreras de seguridad, la señalización vertical, la señalización informativa, las marcas viales, los paneles direccionales, los hitos de arista, los captafaros de calzada, los hitos kilométricos y los firmes.