El Gobierno, en el requerimiento que activa el artículo 155 de la Constitución, da cinco días, hasta el luines a las 10.00 horas, al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña y fija un segundo plazo, hasta el jueves, para que rectifique y evite así su aplicación.

Así lo ha explicado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su comparecencia en el pleno del Congreso, en la que ha confirmado que el requerimiento se ha entregado esta tarde a la Generalitat y ha avanzado el contenido del documento.

 

En él se requiere a Puigdemont, en su condición de más alto representante de la Generalitat y del Estado en Cataluña, que "confirme si alguna autoridad de la Generalitat ha declarado la independencia o si su declaración del 10 de octubre implica la declaración de independencia, al margen de que ésta se encuentre o no en vigor".

En el caso de que la respuesta de Puigdemont sea afirmativa, el Gobierno requerirá al presidente que ordene la revocación de dicha decisión. Para ello, le dará un plazo de tres días más, hasta el jueves de la semana que viene, también a las diez de la mañana.