Resultado de imagen de Pau Gasol y Spurs

El ambiente que se respira dentro de los Spurs de San Antonio es de urgencia, como quedó demostrado en la vuelta al trabajo para el primer entrenamiento de cara al tercer partido de las finales de la Conferencia Oeste que van a disputar el sábado ante los Warriors de Golden State.

Los Spurs están abajo 0-2 en la eliminatoria al mejor de siete y son conscientes desde el pívot español Pau Gasol hasta el veterano escolta argentino, grandes conocedores de lo que sucede en la competición de los playoffs, que otra derrota en el tercer partido seria muy difícil de poder remontar.

Ningún equipo se ha recuperado de una desventaja 0-3 en estas instancias de la temporada en la historia de la NBA.

De ahí, que no hay mañana para los Spurs con el tercer partido, que lo único que les vale es conseguir la victoria cuando salten a la pista del AT&T Center de San Antonio.

Gasol reconoce que dentro del equipo hay preocupación y urgencia, en el sentido que están ante el partido que deben ganar sin excusas de cara a tener opciones de seguir en la competición.

Las bajas importantes, la segura del base francés Tony Parker, y la posible del alero estrella Kawhi Leonard, que no entrenó, no debe ser motivo de generar mayor presión sobre los jugadores de los Spurs sino de ser conscientes que tienen que luchar con los que están disponibles.

"Estamos en una posición desesperada", admitió Gasol al concluir el entrenamiento. "Tenemos que salir conscientes que necesitamos ganar el partido porque no hay espacio para otra cosa. Hay que ganar como sea".

El jugador de Sant Boi, que no quiso entrar en la polémica generada con la lesión de Leonard por parte del pívot georgiano Zaza Pachulia, si valoro la manera como habían perdido el primer partido (113-111) y luego el segundo por 136-100.

En ambos casos, Gasol reconoció que el equipo al final no hizo bien las cosas, especialmente en el primero cuando tuvieron todas las oportunidades para ganarlo, aunque reconoció que los Warriors son un equipo muy difícil y complicado.

"Tienes que ser el agresor", subrayó Gasol. "Tienes que salir con todo. Y no sólo salir así, sino mantenerte durante los 48 minutos. Si dejas que ellos se sientan cómodos, que anoten cuatro o cinco triples en fila, entonces sí que estarás en un problema grande porque no te dan tregua".