El entrenador de Garbiñe Muguruza estalla ante su pupila: "Que te jodan"

Información
Publicado; 03 Noviembre 2018 A las; 21:07

El entrenador de Garbiñe estalla ante su pupuila: "Que te jodan"

Hay una regla aquí, yo no hablo con personas que están enfadadas. Estoy intentando ayudarte", añadió Sumyk. "Vale, pues ayúdame, ¿qué tengo que hacer?, le preguntó Garbiñe. "Qué te jodan", espetó entonces el técnico que levantó el brazo derecho en señal de disgustó y abandonó la pista.

La china Qiang Wang se impuso a la española Garbiñe Muguruza y disputará la final del Elite Trophy de Zhuhai contra la australiana Ashley Barty, que eliminó a la alemana Julia Goerges, defensora del título.

Wang, sustituta a última hora de la estadounidense Madison Keys, lesionada en la rodilla izquierda, destrozó a Muguruza por 6-2 y 6-0, en 71 minutos, mientras que Barty se deshizo de Goerges, tras una batalla de una hora y 47 minutos, por 4-6, 6-3 y 6-2. Una nueva campeona de este torneo saldrá de la final de este domingo.

Pero la noticia no es el resultado de este encuentro siendo importante sino la reacción del entrenador de la jugadora española en un descanso del mismo. Después de lo sucedido el viernes contra Sevastova, cuando Muguruza destrozó su raqueta y le dijo a Sumyk que no "sentía una mierda", y que estaba intentando hacer su tenis, y "sentía lo contrario". Muguruza se dirigió al cámara de televisión y le dijo: "¿me quieren terminar de joder con la cámara?"

Este sábado Muguruza y Sumyk volvieron a repetir otra discusión sobre la pista, que terminó con una frase lapidaria del francés hacia ella: "Que te jodan", le dijo a Muguruza, abandonando la pista.

Antes, Sumyk había intentado calmar y dar ánimos a Garbiñe. "Siempre estás enfadada no tiene sentido hablar con alguien que está enfadada", le dijo el técnico. "No estoy enfadada", contestó ella.

"Hay una regla aquí, yo no hablo con personas que están enfadadas. Estoy intentando ayudarte", añadió Sumyk. "Vale, pues ayúdame, ¿qué tengo que hacer?, le preguntó Garbiñe. "Qué te jodan", espetó entonces el técnico que levantó el brazo derecho en señal de disgustó y abandonó la pista.