Las Palmas de Gran Canaria completará la peatonalización

Publicado; 08 Noviembre 2017 A las; 18:29

 

El área de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria comenzará a licitar la última fase de la peatonalización de la calle Luis Morote entre febrero y marzo del próximo año, una actuación que podría estar terminada previsiblemente a lo largo del verano del 2018. Así lo ha reconocido el concejal Javier Doreste, después de que la Junta de Gobierno aprobara la pasada semana la aceptación de la subvención otorgada al Consistorio por parte del Cabildo para poder llevar a cabo la obra.

El Ayuntamiento había solicitado con anterioridad a la Consejería de Industria del Cabildo que incluyera la obra de peatonalización de la calle Luis Morote en los fondos que destina la institución insular al programa de proyectos en las zonas comerciales abiertas del municipio capitalino.

La obra, que cuenta con una inversión de 868.851 euros, consistirá en la creación de una plataforma única, que prioriza el tránsito peatonal sobre el vehículo privado, desde la calle 29 de Abril hasta el paseo de Las Canteras, concluyendo de esta forma la peatonalización de toda la calle, así como el refuerzo del sistema de recogida de pluviales. La actuación incluye la creación de carriles bici, la instalación de zonas verdes y mobiliario urbano.

El concejal de Urbanismo, Javier Doreste ha señalado que “ya disponemos de los fondos necesarios para llevar a cabo una actuación que nos va a permitir convertir la calle Luis Morote en un gran corredor peatonal que comunique el Muelle de Santa Catalina con Las Canteras,dentro de la estrategia de reactivación turística y comercial de la zona, así como ampliar los espacios para el peatón y la bicicleta en la capital”.

“Según las previsiones que manejamos en el área de Urbanismo, calculamos que la obra se pueda licitar entre los meses de febrero y marzo del próximo año. Teniendo en cuenta que la obra tiene un período de ejecución de seis meses, la peatonalización de Luis Morote podría estar acabada previsiblemente a finales del verano del 2018”, ha aseverado Doreste.

El tramo de la calle Luis Morote que sigue abierto al tráfico, se transformará por tanto en una plataforma única en la que tendrán uso preferente los peatones y los ciclistas, aunque se permitirá el paso de los vehículos de los residentes y de los usuarios del parquin privado que está situado en la zona. El plazo de ejecución de la obra de seis meses.