El Grupo Popular ha criticado hoy al presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, por el retraso de las obras de la estación hidroeléctrica de Chira-Soria, un proyecto declarado de interés estratégico por el Gobierno de Canarias pero que sigue sin arrancar tras dos años de mandato.

 “Morales se pasa el día hablando de ecoisla y dando lecciones sobre implantación de energías renovables, pero la realidad es que en dos años como presidente del Cabildo ha sido incapaz de resolver las dificultades técnicas que plantea el nuevo proyecto para poder iniciar los trabajos”, explica la consejera popular Ana Kursón.

 El Grupo Popular preguntó por el estado de este proyecto de Red Eléctrica de España (REE) en la Comisión de Energía celebrada este misma semana en la Institución insular, en la que el consejero responsable del área, Raúl García, se limitó a explicar que “se está avanzando en la resolución de obstáculos, pues se trata de un proyecto complejo, con muchas aristas”.

 Ante esta respuesta, el Grupo Popular solicitó en la propia Comisión los informes donde figuran los condicionantes técnicos del nuevo proyecto tras la modificación planteada por REE, pero el consejero de Energía arguyó que tales informes no existen, ya que “lo que hacemos es mantener comunicaciones verbales frecuentes para ir resolviendo cada uno de los problemas que van surgiendo”.

 Sin embargo, el pasado mes de diciembre, tras una reunión del Consejo Insular de Aguas, el presidente Morales se mostró absolutamente convencido de que las obras de la central de bombeo Chira-Soria, cuyo plazo de ejecución se estima en cuatro o cinco años, comenzarían en el primer trimestre de 2017. “Estamos ya a las puertas del verano y los trabajos no parece que vayan a arrancar”, sostiene Ana Kurson.