Equipos de rescate realizan labores de búsqueda entre restos de edificios de Sarpol-e Zahab

 

Al menos 348 personas han muerto y miles han resultado heridas en Irán e Irak a causa de un terremoto de magnitud 7,3 que ocurrió en la noche del domingo en la frontera entre ambos países. El país con mayor número de víctimas, hasta el momento, es Irán, donde las autoridades sanitarias han informado de 341 fallecidos y más de 5.300 heridos. En Irak, por su parte, el temblor ha dejado siete muertos en el Kurdistán y más de 300 heridos.

El temblor se produjo a las 20:48 hora local (las 19:18 hora peninsular española) y tuvo su epicentro en la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán y fronteriza con Irak, a 23,2 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS).

El seísmo se sintió en las capitales de ambos países y en otros Estados, como Turquía, Kuwait e Israel. En las horas siguientes ha habido decenas de réplicas a ambos lados de la frontera. La más fuerte de todas -también según los datos del USGS- ha sido de magnitud 5,3.

Naciones Unidas ha ofrecido ya su ayuda a Irán. "Transmito mis más sinceras condolencias al Gobierno y al pueblo de Irán tras el terremoto de anoche en la frontera occidental (...) La ONU ayudará si se le solicita", ha afirmado el coordinador de Naciones Unidas en ese país, Gary Lewis. en su cuenta oficial de Twitter.