Los principales aumentos térmicos de mayo tuvieron lugar en África del norte y en la Antártida.

El mes pasado fue el segundo mayo más caluroso en la Tierra desde que en 1880 comenzara el registro histórico de 137 años de temperaturas globales del Instituto Goddard para Estudios Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés) de la NASA, según el último análisis mensual de este organismo estadounidense.

Los datos de la NASA, recogidos por Servimedia, indican que la temperatura de mayo de 2017 superó en 0,88ºC el promedio de ese mes en el periodo de referencia entre 1951 y 1980, y sólo estuvo por debajo de mayo de 2016 (0,93ºC), con lo que los dos últimos años tuvieron los dos mayos más cálidos jamás registrados. El tercero más caluroso fue el de 2014 (0,87ºC más que la media).