Los niños tienen que jugar: por qué fomentar el tiempo de juego infantil

Publicado; 12 Febrero 2018 A las; 17:04

Es frecuente en muchas ocasiones, especialmente durante los últimos tiempos, que los niños y niñas estén apuntados a una gran cantidad de actividades extraescolares dedicadas al estudio y aprendizaje de nuevos idiomas, instrumentos o cualquier otra eventualidad destinada a ocupar su tiempo libre y aprovecharlo de una manera valiosa. Muchas veces, sin embargo, esto termina provocando un efecto contrario y perjudicial para los más pequeños, que necesitan del juego y del tiempo libre de igual manera que del aprendizaje.

Saturar a los niños y niñas con toda suerte de actividades y no dejarles jugar a lo que ellos quieran o más les guste es un tremendo error cometido de manera muy frecuente hoy en día, donde predomina el pensamiento de que el tiempo en el que el niño o niña no está realizando alguna actividad, es tiempo perdido. La realidad es que –a lo largo de toda la vida, pero más aún en edades tempranas– los momentos de relax y disfrute son igual de necesarios y sirven de igual manera a una persona para el aprendizaje que estar constantemente en una clase.

Esto es algo que ha quedado sobradamente demostrado a lo largo de los años, pero que aún continua siendo un tema tabú en la sociedad y que pocos padres y madres se atreven a afrontar con la solvencia necesaria. Las opciones para que un niño o niña se divierta son ahora más que nunca, con una enorme variedad para que él o ella decida de forma libre qué es lo que más le gusta y pueda disfrutar de su tiempo libre como merece: jugando.

Juegos en el móvil, ¿por qué no?

Si dejar al niño o niña jugar de manera libre ya supone un problema, ni que decir tiene que todo lo relacionado con los videojuegos está visto de una manera aún peor. Estar mirando a una pantalla suele asociarse con el vicio y con la poca productividad, creando una imagen de persona inútil que se aleja en gran medida de lo que realmente puede aprender una persona con los videojuegos, donde es posible obtener una experiencia que muchas veces puede ser igual o más enriquecedora que saliendo al exterior, por ejemplo, a jugar en un parque con los amigos.

Además, ahora hay muchos videojuegos que combinan también la acción de salir a la calle, como Pokémon Go. Esta última aplicación tiene a miles de personas por las calles en busca de nuevos pokémon y gimnasios, algo que se ve facilitado en gran parte por servicios como el radar de pokemon go, una herramienta que permite avistar dónde van a aparecer aquellos que se quiere capturar y desplazarse así hacia el sitio correcto para ir subiendo de nivel lo más rápido posible. El jugar sin parar a este juego online no solo sirve para relacionarse con otras personas, sino también para caminar grandes distancias de una manera más divertida.

Los juguetes de toda la vida siguen triunfando

A pesar de que los videojuegos tienen un papel cada vez más dominante en la sociedad, no hay que dejar de lado aquellos juegos o formas de pasar el tiempo más tradicionales y que siguen estando presentes. Es el caso, por ejemplo, de montar en bici. Esta es una de las actividades que mejor se conservan a lo largo del tiempo, pues es algo que se puede practicar en familia, que no es especialmente cansado y que permite visitar lugares nuevos que generen atracción para los niños y niñas, provocando que estos tengan un interés creciente en esta actividad y se encuentren dispuestos a salir con la bicicleta.

A la hora de escoger una bicicleta para un niño o niña, según nos informan del portal bicicletas10.net, lo fundamental es tener en mente que existen modelos para niños y niñas de todas las edades. Esta variedad en cuanto a bicicletas infantiles permitirá escoger el modelo más apropiado en cada momento, facilitando así que la respuesta hacia la actividad propuesta sea más positiva. Este tipo de actividades también pueden verse como un juego y, sin lugar a dudas, salir a hacer deporte y además disfrutar de ello en gran medida es una forma excelente de que un niño o niña invierta su tiempo libre.