Resultado de imagen de José Miguel Mesa, Concejal Turismo Guía de Isora

Uno de los grandes retos que tiene Guía de Isora es la incorporación de nuevos hoteles. ¿Cuál es la situación actual del municipio?

El crecimiento turístico de Guía de Isora ha venido de mano con la mejora del desarrollo urbanístico. Esto conlleva la mejora de las infraestructuras turísticas y de los espacios urbanos del municipio. En estos momentos, la implantación de la nueva Ley del Suelo ha hecho que los ayuntamientos debamos formar órganos medioambientales para informar de los planes turísticos. Si actualmente se ha retrasado algún plan para el desarrollo, volvemos a ponernos en marcha para poder desbloquearlos. Zonas turísticas como Costa de San Juan están a punto de poder ejecutarse. Estos proyectos que tenemos en marcha están hechos con la intención de que mejoren el entorno en el que vivimos y que generen un crecimiento económico y social. Así, la población local, se podrá ver beneficiada.

Una preocupación del equipo de gobierno es desarrollar una política turística sostenible. ¿Es este el objetivo?

Sin duda. Y quien no vaya en esa línea, está equivocado. El turismo ya no se basa en el número de camas, sino en la calidad que ofrecemos. El Plan General permite desarrollar un número superior de camas a las que no optan las empresas debido a que prefieren dar una calidad mayor, como puede ser el Abama, que es uno de los hoteles más emblemáticos de Europa y que tiene un abanico de servicios inmensos. Estos son grandes atractivos, hay que establecer dentro de la orografía puntos turísticos para desarrollar el sector de forma sostenible. Las administraciones públicas debemos trabajar para que los residentes se formen, ya que cada vez hay unas mayores exigencias para trabajar dentro del sector turístico. Los propios hoteles invierten en formación y buscan personas que estén preparados para altos cargos. Otro aspecto importante es el kilómetro 0, muchos hoteles demandan a los ayuntamientos una búsqueda de empresas agroalimentarias de las que se puedan beneficiar para obtener productos de calidad que ofrecer. El Palacio de Isora, por ejemplo, viene a nuestra bolsa de empleo para buscar a personas que sean del municipio para que exista poca rotación del personal en la empresa, lo que a su vez da una mayor satisfacción al cliente que se hospeda en diferentes ocasiones en el hotel.

¿Cree que se está desarrollando una política en base a la demanda de los productos locales y una oferta de un turismo de naturaleza?

Sí. Todo está involucrado. Somos un archipiélago agrario aunque vivamos del turismo hoy en día. Generamos grandes productos por lo que hay que ayudar a los agricultores que trabajan en la tierra. Este producto se liga a la gastronomía que nos pone en relevancia como destino, ya que en Tenerife hay seis Estrellas Michelin, de las cuales tres están en Guía de Isora y estos restaurantes se benefician de los productos canarios. Además, estamos rodeados de mar y es uno de los grandes potenciales que tenemos.

¿En qué momento turístico se encuentra el casco de Guía de Isora?

Tenemos un casco histórico de los más bonitos de la isla pero es verdad que no hay una demanda. Lo que está pasando en Guía de Isora es que hay más alquileres y la vivienda vacacional y este hecho nos ha beneficiado. Gracias a la mejora de las carreteras, muchas de las personas que trabajan en las zonas turísticas han decidido venir a vivir a este municipio. Esto ocurre por el hecho de que Adeje o Arona, por ejemplo, están colmatados de personas, por lo buscan una tranquilidad que se la puede ofrecer el casco de Guía de Isora. Podemos ofrecer una zona más serena y con buenos puntos de conexión. Lo que también ocurre es que vamos a trabajar en el casco para que sectores de la restauración apuesten por el municipio y que este se dinamice.

Guía de Isora no está catalogado como municipio turístico aunque haya actividad como tal. Esto implica renunciar a una financiación por parte de otras administraciones, ¿le preocupa?

Sí, me preocupa. Es un error porque se están dejando llevar por un documento que no tiene establecido lo que es un municipio turístico. Ya que solo contemplan las camas que tiene ese municipio sin tener en cuenta la calidad que este ofrece con respecto a sus servicios. Optamos a la excelencia en el turismo y no vamos a llegar a las camas que se establecen porque no es lo que buscamos. En Guía tenemos seis parcelas turísticas hoteleras y las queremos desarrollar a lo largo del territorio, vamos a trabajar desde ahí. Por lo que creemos que el Gobierno de Canarias y el Cabildo deberían revisar el escrito de los municipios turísticos ya que el modelo ha cambiado, nosotros buscamos la calidad frente a la cantidad. No es justo que ayuntamientos con gran afluencia turística tengamos que sufragar el 100% de los proyectos municipales relacionados con el sector.

Otro tema importante es que Guía de Isora tiene una serie de actividades culturales con un renombre internacional. ¿Esto incide en el número de visitantes, van a seguir incentivándolo?

Por supuesto, vamos a seguir en la misma línea. Hay una serie de festivales que son muy importantes para Tenerife y para Canarias. MiradasDoc, el festival de Documentales de Guía de Isora, es todo un referente y mucha gente viene a vivir la experiencia durante una semana. Otro evento es la Pascua Florida. Debemos potenciar estos actos culturales y festivos del municipio porque el turista no quiere quedarse en el hotel, quiere disfrutar del destino. Ya no quieren estar en el complejo sino vivir como un tinerfeño más.

¿Es importante que las empresas hoteleras paguen bien a sus empleados?

Sí. Ese concepto ya está cambiando. Es verdad que en Canarias estamos retrasados comparado con Europa. En esos países se negocia la remuneración económica y esto se debería establecer en las Islas y no solo fijarnos en lo que establece el Convenio. Cuesta tener a personal cualificado que acepte las condiciones económicas en este momento. Hoy en día buscamos unas características determinadas como el conocimiento de diferentes idiomas en los trabajadores, pero estos aspectos tienen que estar bien pagados porque es un beneficio para la empresa y para los clientes.