Resultado de imagen de david gonzalez ewaste

EWASTE ha puesto en marcha y explota la primera planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de Canarias. Con capacidad para tratar más de 100 tipos, está considerada la más moderna y avanzada de Europa, al alcanzar un porcentaje de descontaminación del 99,8% de los gases de efecto invernadero. Todo esto y mucho más lo cuenta en la siguiente entrevista David González, Director General de EWASTE.

EWASTE es una empresa que se dedica al reciclaje de aparatos eléctricos, ¿cuáles han sido los inicios de este proyecto?

Somos una empresa que se funda en el año 2006, como un proyecto para realizar la planta de reciclaje. Después de conseguir una financiación y la ‘bendición’ por parte de los clientes, empezamos a hacer el proyecto. Fue un camino complicado porque era difícil sacar el residuo desde Canarias a la península por los costes de logística que llevaba incluido. En el 2012 pusimos la puesta en marcha de la planta y cada año intentamos crecer y generar más actividad. Hemos conseguido muchos de los objetivos que nos planteábamos al principio.

Los residuos tienen problemas en Canarias. Sólo existe su planta de reciclaje y el resto de residuos se llevan a la península, ¿es un problema grave?

Es gravísimo. Estamos centrados en el tratamiento del uso de los residuos pero también estamos interesados en que se puede desarrollar un subsector de reciclaje en Canarias. Se dan los condicionantes para que así sea porque el archipiélago es un actor proactivo en muchos proyectos que se dan en la economía circular y en el reciclaje. Formamos parte de una mesa que ha creado el Gobierno de Canarias para una estrategia de economía circular y queremos que se apruebe en el REF un apartado específico para el desarrollo de la economía circular. Se debe potenciar este aspecto para que se cumplan los principios de proximidad y continuidad dentro del territorio insular como es el nuestro. Apoyamos que se apruebe la propuesta. También se está elaborando un Plan Integral de Residuos, que está en proceso avanzado y dentro de poco va a ser aprobado. En este se potencia que los residuos se queden en Canarias. Trabajamos con el Gobierno de Canarias para que estos proyectos se hagan realidad, ya que los residuos salen de las Islas y perdemos oportunidades empleo, de crear riqueza en Canarias y de potenciar el sector.

¿Cómo es el proceso que desarrollan?

Este proceso nace porque existe el deber de un Real Decreto, una normativa europea, de que el productor tiene la obligación de reciclar una cantidad de kilos, en función a los kilos nuevos que pone en el mercado con la venta de aparatos nuevos. En función a eso, tienen que tener una cuota de responsabilidad de residuos, con respecto a la norma del Estado. A partir de aquí, en Canarias se le calcula la cuota de los productores y existe un proceso, que es conseguir los kilos que proponen las administraciones públicas. Estos residuos, una vez estén ubicados, como puede ser en los Puntos Limpios, se recogen y se llevan a esta planta de tratamiento o a otra de la península. Es interesante que los residuos se queden aquí. Una vez en la planta, los residuos se descontaminan, cada uno con un proceso diferente, y se aprovecha todos los componentes de los que están hechos. Por ejemplo, un frigorífico está compuesto de hierro, aluminio o cobre, y una vez están tratados estos elementos, los introducimos en el mercado como materia prima. Así terminaría el proceso de economía circular, en nuestras instalaciones.

¿Puede pasar que las cifras no concuerden con la venta de nuevos productos que había que reciclar?

Pueden pasar muchas cosas pero nunca lo hemos vivido. En Canarias siempre hemos cumplido con responsabilidad. Hemos ido incrementado la cuota de mercado, intentando que sean menos los residuos que se vayan a la península, y hemos visto procesos que han cumplido de manera real con la reglamentación.

A partir del año 2012 empieza el desarrollo de la empresa. ¿Se plantean desarrollar nuevos conceptos en cuanto a economía circular?

Es un hecho de futuro. Tenemos que ser prudentes y nosotros tenemos una inversión en maquinaria y tecnología bastante importante que es necesario amortizar. Estamos en una fase en la que nuestro ciclo de explotación genera los recursos suficientes para poder afrontar la inversión en tecnología que se hizo. Pero en nuestro ADN está la diversificación de EWASTE. Apostamos por una visión global del sector de reciclaje y podemos desarrollarnos en Canarias. En base a esto, nos gustaría invertir por la economía circular, ya que es el futuro.

¿Reciclan para todas las Islas Canarias?

Para que una planta de reciclaje tenga una viabilidad económica es importante trabajar en toda Canarias. Es una empresa regionalista porque solo con el residuo de Tenerife, no se mantendría. Debemos ser competitivos para que los residuos de todas las islas lleguen aquí. Hay islas que son menos rentables económicamente pero préstamos un servicio en todas ellas. Las islas menores generan menos residuos y apostamos al 100% para que el reciclaje se consiga en toda Canarias.

La sociedad y la dinámica empresarial han generado una conciencia. ¿Queda aún por hacer?

Es importante seguir avanzando y seguir concienciando a la sociedad. Las empresas que se dedican a la venta de los electrodomésticos, por ejemplo, ahora recogen los antiguos para que no se haga un mal uso del reciclaje. Hay otros residuos, como los orgánicos, donde la población tiene que concienciarse para separar en origen y así tener una visión medioambiental. Así, se podrán tratar estos recursos en el Complejo Ambiental de Tenerife.

Si una empresa quisiera traer productos RAW, como puede ser la lavadora, ¿puede hacerlo?

Nosotros incluso vamos a buscar estos productos. Somos una planta de tratamiento pero debemos ser proactivos para que los productos lleguen a nuestra empresa. Ayudamos a todas las empresas a que vengan y cumplan con la normativa, ya que estamos interesados en que el residuo fluya.