Resultado de imagen de Dunnia Rodríguez, Directora Servicio Canario de Empleo

 

MHH/ Tribuna de Canarias

Uno de los problemas más graves que tiene Canarias son esas altas tasas de desempleo que parece que no terminan de abandonarnos. ¿Qué medidas se toman, desde el Servicio Canario de Empleo, para intentar mejorar estas cifras?

         Los datos de la EPA de 2019 nos dieron un poquito de respiro, porque estuvieron por debajo de los niveles del año 2018, a un 18,8 % cuando estaba estancado en el 22%. De todas maneras, en enero, cuando ya se acabaron esas contrataciones temporales que se hacen durante el periodo navideño, nos subió y tenemos en este momento 211.164 inscritos en el Servicio Canario de Empleo. Si nos vamos un poco a las características de esos desempleados, vemos que hay más mujeres que hombres, con un 54% de mujeres frente a un 48% de paro masculino. Pero si nos vamos a la realidad, nos damos cuenta que mayormente, en un 88,6%, la debilidad que tenemos es que esa parte de la población desempleada inscrita como demandante de empleo, no tiene la formación superior correspondiente a la Educación Secundaria Obligatoria.

         Por lo tanto, el principal déficit que tenemos es la cualificación de las personas que tenemos inscritas como demandantes. Lo que estamos haciendo es llevar a cabo políticas activas de empleo, dirigidas principalmente a la formación. Para este año 2020 se ha sacado la mayor cuantía económica en formación, con un total de 54 millones de euros de subvenciones en todas las especialidades. Hay unos 1.300 cursos con 192 especialidades de 23 familias profesionales, incentivando principalmente la transición ecológica, la economía azul, economía verde con todo el tema de instalaciones utilizando energías renovables, la agricultura ecológica, etc. Todo esto, sin desatender el sector servicios, como puede ser la atención sociosanitaria a personas con discapacidad o con dependencia y, por supuesto, el sector de hostelería, turismo y comercio que sigue siendo el sector económico más importante de Canarias.

El Gobierno de Canarias se ha ocupado de llevar a cabo políticas trasversales para un mayor grado de ocupación pero, ¿en qué se basa este gobierno para fomentar el empleo?

         La estrategia está basada en los objetivos de desarrollo sostenible 20-30. Por lo tanto, las políticas tienen que ir dirigidas a ese desarrollo sostenible, en principio con políticas de fomento y apoyo al empleo, impulso a la igualdad, fin de la pobreza y sobre todo atendiendo aquellos colectivos que tienen una mayor vulnerabilidad, como pueden ser personas con discapacidad, personas en exclusión social o mujeres víctimas de violencia de género. Además, tenemos un proyecto que queremos sacar, en conjunto con la Consejería de Derechos Sociales, el cual es un proyecto de formación y empleo dirigido a los MENAS, está todavía en la base y en estudio, pero es muy interesante porque confluyen varias consejerías, como la de Economía, de Derechos Sociales y queremos también incorporar la de Transición Ecológica.

         Por otro lado, la formación que da el Servicio Canario de Empleo esta consensuada con los agentes económicos y sociales, es decir, lleva un estudio de mercado y de necesidades de la economía y del empresariado y además se consulta a todas las islas en los Consejos Insulares de Empleo y Formación. Una vez realizado el estudio se saca una plantilla formativa de necesidades que se aprueba en un Consejo General de Empleo, donde participan y votan los agentes económicos que son parte del Consejo del Servicio Canario de Empleo.

Uno de los colectivos con más dificultades para conseguir un puesto de trabajo son los jóvenes. ¿Qué hace el Servicio Canario de Empleo para que los jóvenes encuentren y tengan un puesto de calidad que les permita introducirse en el mercado laboral con cierta dignidad?

         De acuerdo con los últimos datos de la EPA (Encuesta de Población Activa), el 35% de la tasa de desempleo corresponde a los jóvenes. También, si aunamos más en los datos, esta EPA nos dice que hay 29.000 jóvenes en paro en Canarias. Si nos vamos a los datos de los parados inscritos son 14.000, es decir, la mitad de lo que nos dice la EPA. Esta diferencia se debe principalmente a que, por lo general, no se inscriben en las oficinas de empleo, ellos creen que no tienen ventajas, pero sí que las tienen, porque una vez que estén inscritos como demandantes de empleo, pueden acceder a todos los proyectos de Garantía Juvenil que son fondos que vienen de Europa y que están destinados a paliar el desempleo en los jóvenes. El 13,7% de los jóvenes de Canarias tiene estudios superiores pero es que el 86,6 % no tienen estudios que superen la ESO. Con lo cual, el problema de los jóvenes es la formación y si nos vamos a los datos de abandono escolar temprano, nos damos cuenta que Canarias tienen una tasa de abandono escolar de un 20,78%, cuando la del estado está en un 17,29%. Lo que significa que tenemos 3,5 puntos porcentuales por encima de la media estatal.

         Por todo ello, son datos complejos que no nos gustan al Gobierno de Canarias y hemos iniciado un proyecto que estamos empezando a desarrollar en 2020, la Consejería de Economía, Conocimiento y Empleo, junto con la Consejería de Educación, para utilizar fondos, para la formación, del Servicio Canario de Empleo para que aquellos que hayan abandonado de forma temprana sus estudios, puedan tener certificados de profesionalidad y los repartimos en los centros de la Consejería de Educación. Es un proyecto piloto que estamos comenzando, pero la idea es agrandarlo y hacer un proyecto a gran escala para intentar bajar de manera inminente ese 20,78%.

         Específicamente para los jóvenes, tenemos proyectos como Nuevas Oportunidades de Empleo, que son proyectos para los jóvenes que llevan planes de formación y a su vez tienen un trabajo. Tenemos también la formación Dual, solo para jóvenes menores de 30 años, que son contratos, donde adquieren dos certificados de profesionalidad y a su vez cobran un sueldo a través de un contrato de formación y aprendizaje. Tenemos, además, el proyecto Cataliza que es un proyecto que hacemos con las dos Universidades Canarias para que las personas que ya están tituladas, puedan hacer prácticas en cualquier empresa privada y luego otros proyectos trasversales como la formación para desempleados y ocupados o formación para colectivos vulnerables como pueden ser personas con discapacidad.

         Por otro lado, también es importante destacar la formación trasversal que se les da a estos jóvenes, para la promoción de la igualdad entre mujeres y hombres, dinamización y desarrollo para actividades culturales y también les enseñamos a llevar a cabo búsquedas activas de empleo, para fomentar la inserción laboral.

También tienen muchas dificultades todas aquellas personas que superan la barrera de los 45 o 50 años, que se han quedado en paro y tienen problemas a la hora de encontrar un nuevo puesto de trabajo. ¿Qué proyectos o qué líneas de trabajo se sigue con este colectivo?

         Tenemos dos grandes grupos, por un lado los jóvenes y por otro los parados de larga duración, que son principalmente personas de más de 45 años que se han quedado fuera del mercado laboral. Hay proyectos específicos para estos colectivos y además hay dos planes, uno es el Plan de Empleo Choque para los jóvenes y el Plan Reincorpórate, que está enfocado en estos parados de larga duración. Este plan para el colectivo de más de 45 años, tiene 68 medidas que vamos a empezar a redactar, publicar y sacar este año. Entre esas medidas, tenemos incentivos a la contratación, proyectos específicos para aquellas personas que tengan una especial vulnerabilidad al acceso al trabajo, etc. Además, proyectos con organizaciones sin ánimo de lucro que acogen a parados de larga duración, un proyecto que se llama Concilia que es para ayudar a las personas que quieran insertarse con la ayuda de menores y mayores, etc.

Por otro lado, también tenemos un Plan Extraordinario de Empleo Social para insertar laboralmente a esas personas que tienen mayores dificultades y lo hacemos en conjunto con los 88 ayuntamientos de toda la Comunidad Autónoma. De forma que se les da empleo, por parte de los diferentes ayuntamientos, a personas que están desempleadas, en situaciones complicadas y que son parados de larga duración.

Parece que la mayoría de los contratos que se llevan a cabo son temporales, con lo cual, los demandantes de empleo no encuentran una estabilidad a largo plazo. ¿Le preocupa a usted la temporalidad?

         Efectivamente, ese es el gran problema. También es un problema la contratación parcial y existe también que, aún teniendo esos contratos parciales, a media jornada, luego las jornadas se realizan de manera completa. Tenemos un convenio con la inspección de trabajo, donde han venido inspectores de trabajo del estado para inspeccionar a todas aquellas empresas que tengan este tipo de prácticas y también para ir resolviendo todas las denuncias de los trabajadores que se encuentran en estas situaciones.

Hay otro problema que está surgiendo ahora, ya que hay muchas empresas que se aprovechan de los contratos en prácticas y vienen a sustituir lo que, en muchas ocasiones, debe ser un contrato a tiempo completo. ¿Se realizan los controles necesarios para evitar que las empresas se aprovechen un poco de este tipo de contratos?

         Sí, efectivamente, nosotros tenemos varios proyectos de prácticas en empresas, pero cualquier ayuda o subvención que salga del Servicio Canario de Empleo debe ser previamente aprobada en el Consejo General de Empleo. En este consejo están empresarios y sindicatos y los sindicatos nos ayudan mucho en esta labor para poner un marco más seguro para el trabajador. Además de esta fantástica ayuda, tenemos las inspecciones de trabajo con estos nuevos inspectores que tenemos que también están al pie de la empresa, para regularizar todas estas situaciones.

Por todo ello, han crecido el número de sanciones impuestas y ha habido reconversión de contratos de trabajo a indefinido o al menos a tiempo completo.

Volviendo un poco a lo que hablamos al principio de la importancia de la formación, el Servicio Canario de Empleo hace una gran labor de formación. ¿Cuáles son los tipos de cursos que podemos encontrar en el Servicio Canario de Empleo para ayudar a las personas desempleadas?

         La formación que damos nosotros es una formación reglada, es una formación en certificados de profesionalidad que es una certificación que se convalida con el Sistema Reglado de Educación. Ahora mismo toda la formación que damos tiene valor en el mercado laboral a nivel nacional y a nivel de Europa. Como ejemplo de que estamos actualizados, ahora en este año 2020, vamos a impulsar la formación en toda la parte referida a lo audiovisual, es decir, la asistencia a la realización de televisión, a la producción cinematográfica, montaje y posproducción audiovisual, cámara de cine video y televisión, etc.

Todo esto es posible gracias a la ayuda que nos presta la parte empresarial y la parte sindical. También, por supuesto, fomentaremos todo lo relacionado tanto con la economía azul como con la economía verde. Por lo tanto, lo que hemos hecho es ir incrementando la formación que damos, sin dejar a parte la formación en el sector de la hostelería, el turismo y el comercio que sigue siendo un motor económico muy importante.

Las políticas tienen que ir dirigidas a ese desarrollo sostenible, en principio con políticas de fomento y apoyo al empleo, impulso a la igualdad, fin de la pobreza y sobre todo atendiendo aquellos colectivos que tienen una mayor vulnerabilidad

Las Nuevas Oportunidades de Empleo, son proyectos para los jóvenes que llevan planes de formación y a su vez tienen un trabajo

Tenemos un Plan Extraordinario de Empleo Social para insertar laboralmente a esas personas que tienen mayores dificultades