Resultado de imagen de Alemania sortea la recesión técnica

 

Alemania creció un 0,1% en el tercer trimestre del año, con lo que esquivó la recesión técnica -que había sufrido según la Comisión Europea- después de que en el trimestre anterior su PIB se contrajera un 0,2%, según ha informado este jueves la Oficina Federal de Estadística (Destatis). Los economistas hablan de una recesión técnica cuando el PIB se contrae durante dos trimestres seguidos.

"La comparación trimestral muestra que las contribuciones positivas en el tercer trimestre de 2019 procedieron principalmente del consumo, según cálculos provisionales", ha indicado la oficina estadística germana, destacando el incremento del gasto final en consumo de los hogares, así como del gasto público.

El consumo privado es considerado actualmente como el principal pilar del crecimiento en Alemania, lo que se debe en buena parte a la baja tasa de desempleo. De hecho, según Destatis, en verano había 45,4 millones de ocupados en el país, lo que representa un incremento de 356.000 trabajadores o del 0,8% respecto a un año antes.

En el sector exterior, mientras que las importaciones se mantuvieron, crecieron las exportaciones pese a la ralentización que vive el comercio mundial. Esto se debe a los conflictos comerciales internacionales -sobre todo el que libran EE.UU. y China- y a la incertidumbre que genera el Brexit, lo que afecta especialmente a sectores claves de la economía alemana -como los automóviles- enfocados a la exportación.

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19