El nuevo consejero de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Isaac Castellano, ha expresado su deseo de que el turismo, motor de la economía canaria, logre "el mayor beneficio social para el archipiélago".

 

Isaac Castellano, hasta ahora viceconsejero de Relaciones con el Parlamento, ha tomado hoy posesión de su cargo como consejero, después de que el Consejo de Gobierno de Canarias lo nombrase ayer en sustitución de la anterior consejera de Turismo, Cultura y Deportes, María Teresa Lorenzo.

El nuevo consejero es consciente de que asume "áreas importantísimas para el desarrollo económico y social" de Canarias, y espera que su "talante dialogante" le permita buscar soluciones mediante el consenso, que tengan en cuenta a todas las partes implicadas, según ha indicado.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha indicado que Castellano tiene un trabajo "apasionante por hacer" en el que le acompaña "un magnífico equipo".

Clavijo, quien ha tenido palabras de agradecimiento para la anterior consejera, María Teresa Lorenzo, a la que ha considerado "una compañera leal y valiente", ha destacado que el turismo, sector fundamental de la economía canaria, siempre necesita empuje aunque actualmente funcione "muy bien".

Castellano se ha referido también al Festival de Música de Canarias, cuya gestión por parte de la anterior consejera generó polémica, y ha anunciado que analizará el desarrollo tanto del último festival como de los anteriores, con el fin de impulsar los aciertos y subsanar los errores.

El consejero ha anunciado que el concurso para la elección del director del Festival de Música de Canarias ha quedado desierto, lo que supone "un reto", pero no impedirá que la próxima edición del festival sea "un éxito y un referente en todo el mundo, que potenciará la creación artística en el archipiélago".

En cuanto al alquiler vacacional, cree que "es una realidad a la que el archipiélago no puede renunciar porque existe una demanda", pero es necesario tener en cuenta los problemas que genera y buscar soluciones de manera consensuada para aprovechar sus beneficios sin los perjuicios que provoca.

Asimismo, el nuevo consejero ha anunciado su intención de reunirse con todo el equipo de trabajo de la Consejería y, en principio, mantenerlo en sus cargos.

Preguntado sobre si mantendrá o no una política continuista en la Consejería, ha manifestado que se sube "a un barco que tiene el rumbo marcado, con una dirección correcta", lo que no supone que no pueda revisarse.