El Herbalife Gran Canaria vence en Lugo y sella la permanencia

Información
Publicado; 13 Mayo 2019 A las; 07:04

Tras obtener un vital triunfo apenas tres días antes en Santiago, el Herbalife Gran Canaria visitaba la pista del Cafés Candelas Breogán con un claro objetivo: el triunfo, que significaría sellar la permanencia de manera matemática.

Los isleños dieron primero, anotando por mediación de DJ Strawberry en la primera posesión del partido. Los compases iniciales del choque favorecieron a un ‘Granca’ que salió un punto más enchufado que sus rivales. El ‘Breo’, tras caer sobre la bocina entre semana frente a Iberostar Tenerife, y cuya última salida se había saldado con otra derrota por la mínima en Valencia, necesitaba ganar como fuera. Pero un gran Wiley y un enchufado Tillie (7-12, minuto 5) daban las primeras rentas a los claretianos.

No tardaría en entrar en acción Volodymir Gerun. El pívot ucraniano fue el factor diferencial de la primera parte -acabaría con 19 puntos en 14 minutos de juego- y volvió loco a la rotación interior amarilla. Wiley tuvo que sentarse antes de tiempo por problemas de faltas y el Cafés Candelas Breogán se hizo con el control del encuentro. Gerun, autor de 10 tantos en el primer cuarto, fue el principal responsable de un parcial de 9-0 en los últimos dos minutos de acto que permitieron a los lucenses cerrar la primera escena del partido con siete de ventaja (24-17).

Subió la intensidad defensiva el Herbalife Gran Canaria en el arranque del segundo cuarto, y con ello llegó una tímida remontada. Los grancanarios luchaban ante la fuerza que representaba un Gerun imparable. Recibió varias faltas y una de ellas, la tercera de Wiley, le valió la técnica a Martínez por protestas. El ‘Breo’ había conseguido un colchón cómodo de puntos (37-29, minuto 15), y las diferencias empezaban a acercarse a los dobles dígitos.

Llegó a superar los diez tantos tras un mate de Belemene (46-35, minuto 18) sin oposición después de una pérdida isleña. Restaban solo dos minutos de primera mitad y el ‘Granca’ pasaba por su momento más delicado. Fue en ese instante cuando apareció Clevin Hannah. El estadounidense se echó el equipo a la espalda y, gracias a varias defensas, los amarillos lograron un brillante parcial 0-13 que le dio la vuelta al marcador y que sirvió para que los visitantes encarasen el descanso con dos de ventaja (46-48).

Clevin Hannah empezó el tercer cuarto como acabó el segundo, anotando. Los claretianos lograron un parcial de salida de 0-9 que, sumado a lo conseguido al cierre de la primera mitad, sumaba un total de 0-22 que obligó al técnico local a pedir tiempo muerto. La diferencia superaba los dobles dígitos (46-57, minuto 23), pero el Cafés Candelas Breogán tenía tiempo de sobra para reaccionar.

Lo fue haciendo poco a poco desde la defensa. El Herbalife Gran Canaria erró varios tiros liberados y los gallegos fueron ganando en confianza, con Sulejmanovic cogiendo el testigo de Gerun en las labores anotadoras. Las segundas oportunidades permitieron a los locales encadenar un parcial de 8-0 (56-59, minuto 27) que hizo que Pedro Martínez solicitara el tiempo muerto. Surtió efecto, y con un triple de DJ Strawberry, la ventaja se estiraba hasta los ocho tantos. Sin embargo, un arreón final de los de Lugo, con cuatro puntos sin respuesta, hizo que Cafés Candelas Breogán llegara al último cuarto muy metido (65-69).

A ambos equipos les costó anotar en el último período. El tanteo de los primeros cuatro minutos fue un paupérrimo 2-2 debido a multitud de errores y desaciertos en ambos lados de la pista. En un momento de cierto desconcierto, apareció Oriol Paulí. El catalán fue clave con un triple, robando para luego asistir a DJ Strawberry, y sirviendo en bandeja un triple de Báez. Ese parcial de 0-8 (69-79, minuto 35) dinamitó el partido. A falta de cinco minutos para el final, Tito Díaz pidió tiempo muerto, pero sería demasiado tarde.

Quedaba tiempo, pero el ‘Granca’ mostró su versión más sólida, la que ya exhibió en las pistas de Fuenlabrada, Estudiantes y Obradoiro, y completó el triunfo con un DJ Strawberry destacados en los instantes finales. Una victoria que permite a los claretianos consumar la permanencia para cumplir, el próximo curso, un cuarto de siglo en la élite del baloncesto nacional.