El ministro de Defensa israeli, Avigdor Lieberman, comparece junto a su homólogo estadounidense, James Mattis, este viernes en Tel Aviv.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, de visita oficial en Israel, ha asegurado este viernes que Damasco guardó armas químicas y le ha recomendado que no las utilice de nuevo.

"Puedo decir con autoridad que (Bachar al) Asad todavía tiene armas químicas. No es recomendable utilizarlas de nuevo", ha dicho en una rueda de prensa en Tel Aviv, tras un encuentro oficial con el titular de Defensa israelí, Avigdor Liberman.

Esta semana un alto cargo del Ejército israelí ha informado de que el régimen sirio guarda todavía toneladas de estas armas.

El pasado 4 de abril al menos 86 personas, entre ellas 30 niños, murieron intoxicadas por un agente químico en la ciudad de Jan Sheijún, en el norte de Siria. Estados Unidos y sus aliados han responsabilizado a Damasco de la masacre, pero Rusia y Bachar al Asad lo han rechazado.

Mattis también ha alertado de la amenaza que supone para los dos países Irán y sus aliados.