Resultado de imagen de pedro sanchez

El PSOE ha prometido este lunes subir las pensiones de 2020 de acuerdo con el IPC real en el mes de diciembre, una vez pasadas las próximas elecciones generales del 10N, y el candidato socialista, Pedro Sánchez, la ha puesto sobre la mesa como una sus principales promesas en materia social en su programa electoral

Así figura en el documento 'Ahora, Gobierno. Ahora, España', que recoge 35 compromisos sociales de los socialista que ha presentado su secretario general y presidente del Gobierno en funciones en un acto junto a sus ministros. Es un avance de su programa electoral para las próximas elecciones generales del 10 de noviembre, que aún no se ha dado a conocer al completo, y que no presenta novedades sustanciales con el discurso del PSOE desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa y respecto a las iniciativas legislativas que no ha podido culminar en este tiempo.

Así, en el documento los socialistas se comprometen a actualizar "en el próximo mes de diciembre" las pensiones de 2020 de acuerdo con el IPC real y abogan por "blindar" en la Constitución el sistema público de pensiones, "abordando las reformas que garanticen su sostenibilidad y su suficiencia, actualizándolas de acuerdo con el IPC real y aumentando las pensiones mínimas y no contributivas, en atención al diálogo social y en el marco del Pacto de Toledo".

Precisamente, la revalorización de las pensiones con el IPC real y la separación de las fuentes de financiación del sistema público de pensiones que el PSOE acordó con PDeCAT, PNV y Compromís fueron el detonante que hizo fracasar el consenso político en el Pacto de Toledo en febrero, pese al principio de acuerdo de la mayoría de los partidos en septiembre de 2018 para actualizar las pensiones con la inflación. El PP, Ciudadanos y Unidas Podemos rechazaron la oferta socialista, que ahora recupera Sánchez y a la que pone fecha en diciembre, aunque podría continuar habiendo entonces un Gobierno en funciones.

PSOE también se compromete a abolir la prostitución, impulsar una oferta de vivienda de alquiler que frene "las subidas abusivas de precios" o una nueva ley de seguridad ciudadana que sustituya a la conocida como 'ley mordaza'. En materia política, promete impulsar el diálogo con la Generalitat para abordar "el conflicto de convivencia" en Cataluña.

El PSOE asegura que impulsará "una oferta de vivienda de alquiler seguro y estable a precios asequibles", recurriendo para ello a las "viviendas vacías y los grandes tenedores de vivienda", a la vez que se compromete de manera genérica a frenar "las subidas abusivas de precios" y promete ayudas al alquiler para jóvenes.

Es una oferta idéntica a la que trasladó el PSOE a Unidas Podemos hace un mes en la última ronda de negociaciones para la investidura del líder socialista, que Sánchez obtuvo a su vez de sus conversaciones con los agentes sociales durante el verano. El programa electoral socialista bebe de las 370 medidas con las que el actual presidente del Gobierno en funciones trató de persuadir a Pablo Iglesias.

También en materia social, afirma que impulsará una ley integral contra la trata con fines de explotación sexual "sancionando la demanda y la compra de prostitución", una iniciativa que el PSOE ya expuso hace un año tras el debate suscitado en torno a la legalización de la prostitución cuando el Ministerio de Trabajo reconoció a un sindicato de trabajadoras sexuales.

Los socialistas prometen también su voluntad de aprobar una nueva ley de seguridad ciudadana que sustituya a la conocida como "ley mordaza" que aprobó el PP. En materia social, también reafirma su compromiso a regular "el derecho a la eutanasia" (una proposición de ley que ha decaído dos veces en el Congreso por otras tantas disoluciones de las Cortes debido a los adelantos electorales del último año).

Aunque se trate del documento de propuestas sociales, el PSOE no ha dejado de referirse a la situación en Cataluña, enmarcando el desafío independentista como un "conflicto de convivencia", para reafirmar su conocido propósito de "impulsar el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña", si bien sitúa el alcance de este diálogo "dentro de la Constitución" y también de los Estatutos de Autonomía.

"El Gobierno garantizará el orden constitucional y el Estatuto de Autonomía", ha subrayado Pedro Sánchez en su intervención, ciñendo su postura a dos ejes: "ley y diálogo, diálogo y ley".

Así, los socialistas subrayan su apuesta por un estado de las autonomías "fuerte y cohesionado", sin mención al federalismo, y su compromiso a mejorar la colaboración institucional con todas las comunidades.

En materia laboral, promete volver a subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), tras el incremento del 22% aprobado por el Gobierno en 2019, de forma "progresiva y acordada en el diálogo social", hasta situarlo al final de la legislatura en el 60% del salario medio, lo que marca la Carta Social Europea.

El PSOE vuelve a reiterar su intención de "derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral" de 2012 e iniciar el diálogo con los agentes sociales para la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores, que incentive la actividad económica y la creación de empleo "digno, de calidad y estable".

Servicios jurídicos y asesoramiento náutico. Despacho de abogados en Bilbao, Gran Via 19